¡Atención! Estos son los 6 tipos de obesidad

¿Has engordado últimamente? Entonces no puedes perderte esta lista de los 6 tipos de obesidad que ponen en riesgo tu salud física.

La obesidad se ha convertido en uno de los problemas más relevantes del mundo moderno. Según la Organización Mundial de la Salud, sólo en el año 2014 se registraron más de 1900 millones de adultos con sobrepeso, de los cuales, más de 600 millones sufrían de obesidad.

La principal causa para que una dieta no funcione o tarde más de la cuenta en mostrar sus resultados, depende directamente del cuerpo de cada persona, y por supuesto, la cantidad de grasa acumulada.

Para detectar tu tipo de grasa corporal, hemos agrupado los 6 tipos de obesidad más comunes.

¡Atención! Estos son los 6 tipos de obesidad

 

Tipo 1: Obesidad alimentaria

Tipo 1: Obesidad alimentaria
Tipo 1: Obesidad alimentaria

En primer lugar tenemos este tipo de obesidad alimentaria que es el más común en la mayoría de personas. La acumulación de grasa se ocasiona por el abuso excesivo de azúcares y alimentos que se ingieren diariamente.

¿La solución? Para combatir la obesidad alimentaria hay que iniciar una dieta estricta donde se reduzcan las comidas y se realice 30 minutos de ejercicios al día.

 

Tipo 2: Obesidad abdominal nerviosa

Tipo 2: Obesidad abdominal nerviosa
Tipo 2: Obesidad abdominal nerviosa

Este tipo de obesidad es ocasionado por el estrés, la depresión, y la ansiedad. Las personas comienzan a experimentar sentimientos de ansiedad por ingerir azúcares en el cuerpo.

¿La solución? El único modo de frenar esta tendencia instintiva es aprendiendo a dominar las emociones y controlar la ansiedad. Para ello es posible buscar una actividad física que libere todo el estrés acumulado.

 

Tipo 3: Obesidad glútea

Tipo 3: Obesidad glútea
Tipo 3: Obesidad glútea

Este tipo de obesidad se presenta con regularidad durante la adolescencia y menopausia de muchas mujeres. La acumulación de grasa es efecto de una serie de desequilibrios hormonales.

¿La solución? En primer lugar, intenta no pasar mucho tiempo sentada, además de reducir el consumo de sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol.

 

Tipo 4: Obesidad metabólica aterógena

Tipo 4: Obesidad metabólica aterógena
Tipo 4: Obesidad metabólica aterógena

La obesidad metabólica aterógena provoca que el vientre permanezca abultado como un balón. La causa de este problema se debe a algunas funciones metabólicas del cuerpo o el consumo excesivo de alcohol.

¿La solución? Este tipo de grasa es muy simple, por lo que puedes reducirla haciendo dieta con ejercicios físicos moderados.

 

Tipo 5. Obesidad circulatoria venosa

Tipo 5. Obesidad circulatoria venosa
Tipo 5. Obesidad circulatoria venosa

La obesidad circulatoria venosa pasa por un tema de genética, pues aparece durante el periodo de gestación o en aquellas personas que tienen algunos inconvenientes de circulación.

¿La solución? Ingerir bebidas depurativas para hacer una limpieza generar de la sangre que haga posible su circulación adecuada. También puedes practicar un deporte como ciclismo o natación.

 

Tipo 6: Obesidad por inactividad

Tipo 6: Obesidad por inactividad
Tipo 6: Obesidad por inactividad

Y finalmente está la obesidad por inactividad, un problema que se genera por la falta de ejercicio y el abuso de comidas con azúcar y harinas. Lo mismo ocurre cuando no se tiene una rutina alimenticia balanceada.

¿La solución? Organiza tus horarios de comer y no permitas que pase mucho tiempo sin probar alimento. Practica ejercicios moderados como salir a trotar o manejar bicicleta.

Acerca de Juanjo Dioses 650 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*