Los hábitos de las personas exitosas

Si quieres triunfar en tus proyectos personales, te conviene desarrollar hábitos que sean positivos y que contribuyan a lograr tus sueños. Por eso, te traemos una serie de hábitos de las personas exitosas, que son características que se han encontrado que tienen en común muchas personas que son vistas como exitosas, entendiendo por ello eficientes en el logro de sus objetivos personales y profesionales, así que a tomar nota.

 

Los hábitos de las personas exitosas

Lo más importante, es que estas personas no pierden tiempo en satisfacer a nadie, saben cuáles son sus prioridades y las ponen siempre en primer lugar. Pero además, no se obsesionan, y le otorgan a su vida personal una importancia similar a lo laboral, logrando un buen equilibrio, pues saben que alguien exitoso es primordialmente, alguien feliz. es muy temprano.

Lo primero es madrugar. Levantarse bien temprano, eso les permite tener tiempo para dedicarse a todas sus cosas y optimizar su agenda, ya sea aprovechando esas horas para adelantar trabajo o hacer ejercicios. Una buena manera de lograrlo es adelantar el despertador 15 minutos cada algunos días, así podrás acostumbrarte a levantarte más temprano.

Como decíamos, otro hábito es el de practicar ejercicios, no hace falta que sea a un nivel de atleta de elite – aunque algunos alcanzan grandes metas deportivas, como correr maratones habitualmente. Pero al menos, un poco de ejercicio moderado con constancia, que mantenga tu cuerpo saludable y en movimiento, y sobretodo, para generar las endorfinas que producen bienestar y ayudan al cerebro a trabajar mucho mejor. Ni siquiera hace falta gastar dinero: basta con calzarse unas buenas zapatillas y salir a caminar o correr por el vecindario.

La motivación no es constante, hay que trabajar por mantenerla, y dedicar tiempo a automotivarse, dedica tiempo a evaluar tus avances, pensar en tus puntos fuertes y a pensar en nuevos caminos para llegar a tus metas. Sirve leer citas motivacionales, hacer carteles, meditar, lo que sea, pero un rato cada día refuerza tu motivación para que no decaiga.

En esta misma línea, se debe ser agradecido. Aprecia lo que ya tienes, tus talentos, tus afectos, tus pequeños momentos de felicidad, enfócate en lo que tienes y no en lo que te falta. Es útil hacer una lista de todo aquello por lo que deberías estar agradecido, y leerla cada tanto. Recuerda que cosas simples como una cama confortable, una ducha o un plato de comida, son lujos para una numerosa parte de la población mundial. El éxito es un camino que se construye con pequeños pasos.

Una pregunta es clave en el camino a tus logros: ¿Si hoy fuera el último día de tu vida, seguirías haciendo lo que haces? Si encuentras que muchos días de tu semana la respuesta es no, es tiempo de plantearte un giro de timón en tu vida. Haz de tu actividad algo que te reconforte y disfrutes.

Posponer es la perdición. Acostúmbrate a llevar una agenda con la lista de cosas pendientes, y dedica los primeros momentos del día a reducir la lista, comenzando por aquello que sabes que más te cuesta. Una vez logres hacerlo, te sentirás mejor y tu día será más fluido.

Las personas exitosas conectan con su pareja, y utilizan la misma lógica para fortalecer la relación: conversar sobre sus planes, sus puntos fuertes, los pequeños pasos que juntos pueden ir dando para lograr sus planes futuros. Planeen citas, para darse tiempo para cultivar la relación, dedíquenle tiempo.

Planear es clave en el éxito. Trata de saber a dónde vas. Dirige tu vida a los resultados concretos, organízate, haz listas de metas a cumplir, y una vez las tengas, haz nuevas listas de los pasos que se necesitan para llegar a cada meta. Planea en tu día momentos de descanso, son necesarios para reactivarte y reponer tus energías. Eso hará que te incentives y el día sea más ligero y pleno.

La meditación es poderosísima, muchas personas exitosas la han adoptado. Dedica un tiempo cada día a hacer respiraciones profundas y relajar todo tu cuerpo, inundando tu mente de pensamientos positivos y llenos de amor.

Los resultados en la salud son incalculablemente positivos. Estudios afirman que la reducción del estrés entre meditadores habituales, es tan marcada que hasta puede salvarles la vida al evitar un listado larguísimo de enfermedades ligadas al estrés.

Si tienes hijos, dedica cada día tiempo para ellos. Tareas cotidianas como vestirlos, hacerles el desayuno y compartirlo con ellos, llevarlos a la escuela ayudan a fortalcer el vínculo. El diálogo es indispensable, pregúntale cada día qué ha hecho, qué lo hace feliz, qué lo preocupa, conoce a tu hijo en profundidad. Verás que enriqueces tu vida y ambos son muy felices.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*