Las pantallas de dispositivos: un paraíso de bacterias

Nuestra vida cotidiana está rodeada de pantallas, en especial las táctiles de tablets y particularmente de los teléfonos celulares, casi una extensión de nosotros mismos, que nos acompañan literalmente todo el tiempo. Por eso, no es de extrañar lo que sucede con ellos, aunque es algo en lo que no solemos pensar: son un paraíso para las bacterias.

 

Las pantallas de dispositivos: un paraíso de bacterias

En efecto, estudios han demostrado que las pantallas de los teléfonos inteligentes pueden contener hasta 600 bacterias, lo que significa 30 veces más que las 20 que hay en la taza de un inodoro. Los datos surgen del trabajo de la investigadora del Departamento de Microbiología de la Universidad de Barcelona (UB) Maite Muniesa.

Su estudio se basó en conocer los gérmenes en la vivienda, entre otros se llevó a cabo una encuesta en 1.000 hogares españoles para conocer cuáles eran sus hábitos de limpieza.

Otro estudio similar de la Universidad de Standford, en Reino Unido, encontró más bacterias en una pantalla de celular que en un baño público masculino. Hasta 18 veces más bacterias, para ser precisos. «Si pones el virus en la superficie de un teléfono celular, cerca del 30 por ciento del mismo se concentrará en los dedos», señalaron los científicos británicos, al tiempo que agregaron que, «una cantidad razonable puede ir de los dedos a los ojos, boca o nariz», las vías más comunes para transmitir una infección.

La experta en microbiología de Barcelona advirtió una falta importante de una correcta desinfección en «zonas olvidadas» de las casas, como paños y esponjas, los vasos donde se guardan los cepillos de dientes y las gomas de aparatos como la nevera o la cafetera.

Se determinó que las bacterias presentes en nuestros dispositivos con pantallas táctiles, son las mismas que hay en los paños y esponjas de la cocina – algunas de las superficies más contaminadas de la casa.

Esto se debe a que solemos manipular muchos objetos a la vez, sin desinfectarnos las manos adecuadamente. Las medidas de higiene deben observarse con más detalle cuando haya contacto directo con mascotas, niños pequeños, mujeres embarazadas o personas que estén especialmente débiles por algún motivo.

Los juguetes son otro ejemplo de objetos mucho más contaminados de lo que se piensan, debido a que los niños lo tocan todo y luego, claro, agarran sus juguetes, sin que se los desinfecte, por lo general.
En términos generales, advirtió que se debe limitar la presencia de mascotas en algunos espacios que compartimos con ellas.

Otros lugares que merecen especial atención son: el interior de la nevera, el fregadero y los paños húmedos, que acumulan bacterias como la salmonella, el campylobacter o la escherichia coli, que son los patógenos intestinales más comunes. Se estima que hasta el 20 % de las infecciones alimentarias se contraen en el hogar, en particular por contaminación cruzada: apoyar alimentos que se consumen frescos donde antes hubo (por ejemplo) una carne cruda, o utilizar los mismos utensilios sin lavarlos.

Las superficies húmedas son otro ejemplo de lugares donde proliferan rápidamente numerosas bacterias: el moho en los baños, el desagüe de la ducha, las toallas húmedas, los cepillos de dientes y el vaso que los contienen.

En cuanto a las touchscreen, lo ideal es limpiarlas con un paño de microfibra para que no queden restos de pelusas, si no, se debe recurrir a un paño de algodón que no deje pelusa, como la tela de una camisa.

Para desinfectarlas, basta colocar una pequeña cantidad de alcohol en gel en un papel de cocina y pasarlo por la superficie, dejando secar bien. Es ideal hacerlo con el dispositivo apagado, para ver bien que la pantalla haya quedado limpia. Se deja secar un poco, y listo. También se pueden conseguir en el mercado unas toallitas húmedas especiales para limpiar y desinfectar pantallas de este tipo.

Algunas compañías además, están trabajando en el desarrollo de pantallas táctiles anti bacterias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*