La NBA mantiene el valor de sus franquicias

La NBA mantiene el valor de sus franquicias

La NBA es, sin lugar a duda, una de las competiciones deportivas más exitosas del planeta tanto a nivel deportivo como económico. De hecho, ambos aspectos tienen una relación directa, ya que los ingresos acaban repercutiendo en la calidad de los deportistas y, a su vez, llaman la atención de nuevos espectadores. En el caso de la liga de baloncesto estadounidense las cifras hablan por sí solas, mientras que el nivel mediático de sus estrellas sigue creciendo a pasos agigantados.

Uno de los últimos rankings que ha elaborado Sporticos sitúa a los New York Knicks como la franquicia más valiosa de la NBA, estimando un valor de 5420 millones de dólares. Esto demuestra que el poder económico de la competición se mantiene e incluso sigue aumentando, gracias a su penetración en nuevos mercados como el asiático.

Por detrás, encontramos a los Golden State Warrios y a Los Angeles Lakers, que posiblemente sean los dos equipos más seguidos a nivel internacional. Además, suelen posicionarse como candidatos para pelear por el anillo al comienzo de las temporadas regulares, gracias a una serie de jugadores que llevan muchos años entre los mejores del mundo.

Una de las competiciones deportivas más exigentes del planeta

Este poderío económico de la NBA se traduce en una de las competiciones más exigentes a nivel deportivo, donde aspiran a jugar deportistas que provienen de todos los rincones del planeta. De hecho, a nivel mediático también es uno de los torneos más seguidos, como reflejan las promociones de baloncesto de bet365, su información detallada acerca de partidos, franquicias, etcétera. Además, estas plataformas de apuestas también ofrecen a los aficionados la opción de seguir los eventos en directo y apostar según el rendimiento del equipo o de sus jugadores.

Por lo tanto, todo esto exige de una gran preparación para jugadores como LeBron James, Luka Doncic o Giannis Antetokounmpo, que disputan más de un partido a la semana. Además, el calendario es muy largo, sobre todo para aquellos equipos que alcanzan los playoffs, por lo que es importante mantener un buen estado de forma y cuidarse lo máximo posible para aguantar al máximo nivel el mayor tiempo posible.

Los jugadores son el mejor activo para la competición

Esto ha convertido a los jugadores en el mejor activo para la competición, por lo que se invierte mucho en ellos para retenerlos y seguir generando tanto beneficios económicos como éxito deportivo. Así, según demuestra la revista Forbes en un estudio, hay una relación directa entre contar con los jugadores más pagados y el éxito deportivo, por lo que la NBA acumula a varios de los deportistas con más ingresos de esta industria.

LeBron James es uno de los casos más notables, debido a que su salario ronda los 31 millones de dólares como jugador de baloncesto. En cambio, esta cifra se dispara hasta los 95 millones de dólares si tenemos en cuenta los contratos publicitarios y otro tipo de inversiones. Por lo tanto, no hay ninguna duda de que la NBA mantiene el valor de sus franquicias y de sus estrellas, algo que le augura un futuro muy prometedor a medio plazo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*