El regreso de los discos de vinilo

Los datos no mienten, las ventas de discos de vinilo no paran de crecer. Es más, en Argentina se volvió a fabricar un disco después de veinte años. No solo es un fenómeno en estas tierras, en el primer mundo ya es una tendencia consolidada.

El fenómeno viene acompañado de múltiples manifestaciones como por ejemplo: ferias en las que se muestra este formato, ediciones especiales para fanáticos de determinados grupos, solistas o géneros, sellos locales, filmes , etc.

Recordemos que los discos de vinilo junto a las tradicionales “bateas” desaparecieron a comienzos de la década del ’90 víctimas de la llegada del nuevo formato, el CD. A partir de ese momento, fabricar un disco de vinilo se transformó en una aventura solo para unos pocos.

 

El regreso de los discos de vinilo

Hace unos años atrás en Brasil  se reabrió una fábrica de vinilos. Pero ahora también es una realidad en Argentina, ya que tres jóvenes emprendedores decidieron volver a editar discos en este soporte y quienes viajaron a Alemania para aprender cómo fabricarlos uno por uno. Luego consiguieron la máquina para poder hacerlos en serie.

El disco de vinilo ya cumplió más de 60 años y vuelve a ganar presencia con paso firme. Las ventas a nivel mundial se  triplicaron entre 2007 y 2012 y solo en Gran Bretaña ya llevan  cerca de 800 mil vinilos.

Después del fenómeno de Internet, por el cual podemos bajar discos enteros que muchas veces quedan en el olvido, se comenzaron a recuperar ciertas costumbres y hasta ceremonia: juntarse con amigos a escuchar un disco, ponerlo en el reproductor, darlo vuelta, elegirlo entre muchos otros, deleitarse con el diseño de su portada, etc.

Existen en las grandes capitales, bares en los que se puede ser dj por un rato, los visitantes pueden elegir sus vinilos y pasar música para que todos los asistentes la disfruten. Por supuesto ya hay bandas y artistas que piensan en este formato para sus ediciones. Las discográficas están viendo con buenos ojos lanzar ediciones en vinilo como una manera de recuperar un mercado bastante alicaído.

Por su parte las disqueras están disfrutando de este regreso tan inesperado. Según sus opiniones la curiosidad por los vinilos va en aumento de la mano de la inquietud de la gente por lo vintage (retro), por esa cuestión emotiva o nostálgica que tiene mucho que ver con la emoción que genera la música. O bien porque tienen un packaging llamativo y el sonido es remasterizado digital. Sobre todo lo eligen como objeto.

Por ahora el costo es un poco alto en general, sin embargo muchas bandas están  encargando su fabricación en México, donde resulta menos costoso que en la Unión Europea o Estados Unidos.

Un hecho consecuente con este fenómeno, es que ya se está pensando en la fabricación de bandejas y con ellas, púas, cápsulas, paños y accesorios para limpieza. Todo un mercado se volvería a reactivar al compás de los discos.

Muchos sellos norteamericanos están decidiendo dejar de editar CD`s  para hacerlo solo en formato de 180 gramos y en formato digital de venta on line. Sin dudas, todo un cambio de hábitos en materia musical.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*