Consejos para padres con hijos celíacos

Si tienes un hijo que sufre de celiaquía, aquí te presentamos algunos consejos que tendrás que poner en práctica para poder hacerle frente a esta enfermedad.

Como todos saben, una persona celíaca es aquella que demuestra intolerancia al gluten, una proteína presente en el trigo, el centeno y la cebada. Este trastorno genera una lesión grave en la mucosa del intestino delgado e impide la correcta absorción de los nutrientes.

Llevar adelante la vida con esta enfermedad puede ser bastante sencillo si el problema es detectado desde la niñez. Por eso, ponemos a tu disposición algunas recomendaciones para acompañar a tus niños durante su adaptación a un nuevo estilo de vida.

Consejos para padres con hijos celíacos

 

La ventaja de ser niño

¿Has notado lo difícil que resulta para un adulto celíaco acostumbrarse a una nueva dieta y a evitar la ingesta de las famosas tres harinas? Pues bien, un niño no debe pasar por eso.

Una de las mayores ventajas que presenta la aparición de este trastorno durante los primeros años de vida es su rápida aceptación del problema y la natural predisposición a reducir sus efectos negativos.

 

¿Cómo aceptar el diagnóstico?

Cuando un médico nos informa que nuestro hijo padece de una enfermedad que lo acompañará por el resto de su vida, nuestra respuesta como padres no suele ser demasiado optimista. Sin embargo, la reacción contraria se hallaría más cerca de ser la correcta.

Tomar a la celiaquía como un camino hacia una vida más sana y no como un estigma alimentario hará que el niño reduzca el estrés de saberse enfermo.

 

¿Cómo reaccionar ante las transgresiones?

Una pregunta muy recurrente entre los padres de niños con enfermedad celíaca consiste en qué hacer en el momento en el que observamos a nuestro hijo transgredir la dieta y consumir alguno de los alimentos prohibidos.

¿Cómo reaccionar ante las transgresiones?
¿Cómo reaccionar ante las transgresiones?

En estos casos, el llamado de atención suele ser lo más efectivo, puesto que dejar pasar esta conducta sin una sanción pertinente hará que la situación se repita, lo que puede afectar gravemente a su salud en el corto y largo plazo.

 

Su vida social no debe verse interrumpida

Si nos sabemos sobreprotectores con nuestros hijos, es posible que manifestemos una ligera tendencia a no dejarlos salir a lugares en donde no podamos controlar su dieta. No obstante, esto puede ser sumamente perjudicial para la salud psicológica del niño, quien comenzará a percibirse como diferente.

Si nuestro/a hijo/a desea asistir a una reunión de amigos o a un cumpleaños, lo mejor será que informemos a los adultos a cargo de supervisar el evento para que consideren la situación. Proveerlo de alimentos libres de gluten también puede ser una buena solución.

 

Comprende sus emociones

Es probable que los niños expresen una intermitente apatía durante los primeros momentos de su enfermedad. Esto es un síntoma completamente normal, pues los cambios de humor y la depresión son recurrentes en los enfermos celíacos. Lo recomendable es que no te alteres demasiado por ello.

Recuerda que lo principal es lograr que el niño respete una dieta libre de gluten para llevar una vida más saludable, y esto sólo podrá alcanzarlo con tu ayuda.

Acerca de Juanjo Dioses 650 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*