Cómo hacer para engrasar la cadena de tu bicicleta

El mantenimiento correcto de una bicicleta requiere –entre otras cuestiones- del engrasado periódico de la cadena de la misma. En el presente texto te contaremos de qué manera limpiar y engrasar la cadena y como esa labor repercute positivamente en el funcionamiento integral de tu rodado. Presta atención y disponte a mantener tu bicicleta en óptimas condiciones de manera totalmente sencilla.

 

Cómo hacer para engrasar la cadena de tu bicicleta

Como toda labor de higiene, la limpieza y engrasado de la cadena nos obliga a contar con determinados insumos.

Los mismos se detallan a continuación:

– Aceite para cadenas (o grasa para cadenas)
– Desengrasante. Preferentemente en Spray
– Trapos viejos
– Guantes de goma
– Cepillo

Dicho esto, es preciso ahondar en cuestiones relativas al proceso mismo de limpieza y engrasado, haciendo hincapié en todas y cada una de las tareas que deben realizarse para hacerlo correctamente. En ese sentido, la primera labor a realizar da cuenta de la limpieza de la cadena, quitando de ella todo tipo de polvo o grasa que allí se aloje.

Esa primera labor se realiza por intermedio del desengrasante, y la recomendación indica que antes de su aplicación debemos poner sobre el suelo cartones en desuso o papel de diario, esto nos evitará manchar el piso con la grasa vieja que le quitemos a la cadena.

Luego de aplicar desengrasante a lo largo de toda la cadena (también piñones y engranajes) nos dispondremos a colocarnos los guantes y utilizando el trapo, limpiaremos toda la superficie hasta asegurarnos que ya no quedan rastros de grasa. Si vemos que lo hecho no es suficiente para completar el proceso de limpiado, podemos utilizar el cepillo y así lograr una higiene perfecta en la cadena de nuestra bicicleta.

Muy bien, una vez llevado adelante el proceso de higiene en función de la cadena de tu rodado, es preciso pasar a la fase de engrasado del mismo. Desde luego, este es el momento en que utilizaremos la grasa como insumo principal. En esta oportunidad, deberás aplicar el componente mencionado a lo largo de toda la cadena, con prolijidad y sin olvidar los piñones y engranajes con los que cuenta tu bicicleta.

La recomendación en relación al engrasado es concreta: no debemos abusar con la cantidad de grasa que apliquemos y esto tiene un por qué. Si aplicamos más grasa de la recomendada, lo único que lograremos es una adherencia mayor de suciedad al momento de utilizar la bicicleta y por consiguiente, deberemos realizar la labor de limpieza y engrasado con mucha más frecuencia.

Acerca de Ismael Naput 349 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*