¿Cómo evitar que tus hijos se peleen?

Una casa sin gritos de niños no es un hogar. Sin embargo, cuando estas expresiones no son el producto de los juegos y la diversión podemos estar ante un problema crónico.

“Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera”, reza el famoso libro de literatura gauchesca llamado Martín Fierro, pues la hermandad es una de las características más positivas que pueden darse dentro de una comunidad. No obstante, en un plano mucho más reducido, alcanzar esto no es tan sencillo.

Como padre, habrás notado que tus hijos suelen desarrollar peleas, a veces de carácter duradero. Aprende cómo disminuir los conflictos para que no se pierda la armonía familiar.

Consejos para reducir las peleas entre los niños

¿Cómo evitar que tus hijos se peleen?

 

1. Elimina los favoritismos

Es impensable no amar a nuestros hijos con una pasión fraternal intensa. No obstante, aunque aseguremos a ciegas que los amamos a todos por igual, resulta imposible no desarrollar una ligera –aunque a veces, evidente- predilección por uno de ellos.

Recuerda que los niños son almas puras capaces de detectar cosas imperceptibles para los adultos. Si no quieres motivar las discusiones, intenta proporcionarles a todos la misma ración de atención y dedicación.

 

2. No fomentes el bullying

Puede sonar inverosímil pero existen algunos padres que tienen la pésima costumbre de mantener relaciones burlescas con alguno de sus hijos. Ya sea por alguna cualidad física o por algún defecto de la personalidad, muchos adultos aprovechan la ocasión para descargar sus frustraciones.

¿Sabías que los pequeños en proceso de formación tienden a imitar todas las conductas de los adultos más cercanos? Pues bien, es hora de que lo tomes en cuenta o acabarás criando jóvenes conflictivos tanto con sus hermanos como con otros pares.

 

3. No intervengas en sus peleas

Los hermanos suelen tener peleas motivadas por razones que, aunque nos parezcan muy ingenuas, resultan ser muy trascendentales para ellos.

3. No intervengas en sus peleas
3. No intervengas en sus peleas

Retomando la idea del primer consejo, es muy importante que no intervengas durante sus discusiones, ya que podrías dejar en evidencia la existencia de un favoritismo. Lo mejor será que los dejes resolver sus asuntos por sí solos hasta que logren un acuerdo.

 

4. Incentiva el diálogo

Cuando aparecen los inconvenientes al momento de jugar, el desenlace no siempre resulta positivo. Esta situación atañe principalmente a los varones, quienes son más propensos a resolver sus injusticias a través del uso de la violencia.

Es fundamental que les enseñes a tus hijos a comprenderse mediante la palabra, ya que no sólo evitará los golpes sino que les ayudará a integrarse más rápidamente dentro de la sociedad.

 

5. Enséñales a compartir

Finalmente, un consejo que debes tener muy presente si quieres evitar los conflictos dentro del seno familiar es el de enseñarles a compartir.

No sólo se trata de intercambiar juguetes, golosinas u otro tipo de objetos materiales, sino también de aprender a pasar el tiempo juntos. Verás cuántos problemas puedes evitar con esta sencilla regla.

Los niños son una bendición. No dejes que las tensiones pongan en jaque su maravilloso vínculo.

Acerca de Juanjo Dioses 650 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*