Beneficios poco conocidos de tomar té

En una publicación reciente, conocimos los beneficios del té negro más difundidos, aquellos que hace ya muchos años son pregonados por la comunidad científica. Pero investigaciones recientes, han encontrado algunos más que vale la pena tener en cuenta si entre tus hábitos está el de tomar un té, al mejor estilo inglés u oriental, pues además del publicitado té verde, el clásico té negro también es muy saludable aunque en todos los casos se recomienda moderar su consumo.

 

Beneficios poco conocidos de tomar té

El hígado es el órgano principal en el proceso metabólico y las enfermedades hepáticas como la hepatitis en sus diversas formas y el carcinoma hepático, revisten gravedad. Un estudio del Hospital Universitario Zhuijang – ubicado en Guangzhou, China – encontró que el té verde no solo es antioxidante y antiviral, sino también antimutagénico. Su efecto es más marcado todavía para prevenir enfermedades como la cirrosis crónica, el hígado graso y la hepatitis, que son enfermedades que pueden derivar en hepatitis.

Los diabéticos también pueden beneficiarse del té. Un metaanálisis realizado el año pasado, que consistió en generar estadísticas sobre la base de otros quince estudios científicos que abarcan más de medio millón de caso, halló que hay una relación directa entre el consumo de té y la disminución del riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2. En concreto, se encontró que por cada dos tazas diarias de té verde consumidas al día, el riesgo de desarrollar la enfermedad se reduce un 4,6%.

Beber unas tres tazas de té al día logran reducir en un 37% el riesgo de desarrollar un cuadro depresivo, de acuerdo a un estudio del Tongii Medial Collegeg de Huazhong, China, descubriendo que la respuesta es lineal, es decir que cuanto más té se bebe, más se aleja la posibilidad de desarrollar depresión.

El té en sus variedades negro y verde tiene la capacidad de prevenir un accidente cerebrovascular, de acuerdo a un trabajo reciente de la Universidad de California en Los Ángeles. Más de cinco millones de muertes al año son causadas por un ACV, la buena noticia es que tomar tres o más tazas de té al día reduce en un 21% el riesgo de infarto cerebral en comparación con quienes no toman esta infusión.

El té forma parte de las recomendaciones de la Asociación Cardiológica Norteamericana para mantener a raya a la hipertensión sanguínea. En efecto, un estudio del Grupo Cardiológico Cochrane, determinó que tanto el té negro como el té verde reducen el nivel lipoprotéico en sangre, lo cual estabiliza la tensión arterial y previene los picos altos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*