Lentes de contacto: ¿cómo evitar infecciones oculares?

Las personas que tienen problemas en la visión susceptibles de ser resueltos por medio de la utilización de lentes, encuentran en el mercado dos alternativas concretas: por un lado, la receta de un anteojo aéreo que le permita corregir su falla visual y en segunda instancia, resolver ese problema por medio de la utilización de lentes de contacto.

 

Lentes de contacto: ¿cómo evitar infecciones oculares?

Ambas alternativas reconocen ventajas y desventajas, pero lo cierto es que la utilización de lentes de contacto se presenta como un factor que incide en la gestación de infecciones oculares. ¿Cómo prevenirnos de ello?

La infección ocular más común que podemos contraer al utilizar lentes de contactos es aquella conocida como queratitis bacteriana; la misma es una infección de la córnea que causa dolor e irritación, disminuye nuestra visión y nos presenta mucho más sensibles al contacto con la luz.

Si bien la misma puede ocasionar ceguera en casos avanzados, hay que decir que puede curarse con la debida atención médica y por supuesto, prevenirse por medio de los cuidados que detallaremos a continuación.

 

1- Buena higiene

La higiene del lente de contacto es importantísima a la hora de entrar en contacto con el ojo. Para lograrla, debemos conservar los lentes de contacto en estuches especiales y con la debida solución (líquido). Al momento de su manipulación, lo haremos con las manos totalmente limpias.

 

2- No entrar a una piscina con lentes de contacto

Muchas personas creen que el lente de contacto puede utilizarse al momento en que uno se da un baño en la piscina. Esto es incorrecto y por supuesto, no se recomienda. El agua de una piscina puede transportar bacterias que terminan por dañar el lente y en consecuencia, tendrá esto una repercusión negativa en nuestra salud ocular.

 

3- No dormir con los lentes de contacto puestos

El lente de contacto jamás debe ser utilizado al momento de dormir, esto terminará por dañar en demasía tu ojo, afectando por supuesto tu visión. Si bien hay lentes de contacto diseñados para dormir, la mayoría de ellos están fabricados para quitarse por la noche.

 

4- Acerca de la solución

La solución (líquido) que utilices para conservar tus lentes de contacto debe ser especialmente fabricado para ello. Jamás utilices agua de red en la limpieza de tu lente de contacto, ésta es una de las causas más comunes por las que se contrae queratitis bacteriana.

 

5- Reemplazar a menudo los lentes de contacto

Dependiendo siempre de la recomendación oftalmológica, hay que tener presente que ningún lente de contacto es para toda la vida, como sí puede ser el caso de determinado anteojo aéreo. Los lentes de contacto tienen una vida útil, y la misma debe ser tenida en cuenta en función de su utilización. Si un lente de contacto te molesta o irrita el ojo, debe ser cambiado inmediatamente.

Ante cualquier inquietud no dudes nunca en realizar una consulta oftalmológica, ya que de la utilización correcta de los lentes de contacto, dependerá la salud de tus ojos. Prevenir es importante y por supuesto, tener en cuenta estos consejos te servirá para utilizar de manera correcta una herramienta tan útil como es el caso de los lentes.
Hazlo con responsabilidad.

Acerca de Ismael Naput 349 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*