La gran pasarela francesa

La Grande Passerelle, sede de los principales equipamientos públicos culturales de Saint-Malo, es divisada inmediatamente por los viajeros procedentes de la estación del TGV (tren de alta velocidad). Este centro cultural, abierto al público desde diciembre de 2014, fue diseñado por la agencia parisina Architecture-Studio, e incluye una mediateca, un cine de arte, un centro de medios de comunicación, un «lugar 4e», y un espacio de usos múltiples. Se encuentra ubicado en el centro de Saint-Malo, que incluye las tres comunidades de Saint-Servan, Paramé e Intramuros.

 

La gran pasarela francesa

El nuevo movimiento de renovación urbana de Saint-Malo, inspirado en la reubicación de la antigua estación, participó en la creación de La Grande Passerelle. De hecho, las instalaciones completan la renovación de la zona y la creación de un nuevo centro en el corazón de las tres comunidades.

La ciudad debe su prestigio de atracción turística a su glorioso pasado, asociado a los nombres de Jacques Cartier, René Dugay-Trouin, Surcouf y Chateaubriand. Aparte de su patrimonio histórico, cada año, la ciudad alberga tres importantes eventos culturales: los festivales «Etonnants Voyageurs» (que celebra su 25 aniversario este año), «Quai des Bulles» y «La Ruta del Rock». Estos eventos, reconocidos nacional e internacionalmente, son parte de la influencia y el dinamismo de la ciudad, que se simbolizan en este centro cultural, como nuevo icono cultural de Saint-Malo.

En su conjunto, La Grande Passerelle expresa la metáfora de la apertura, un gesto inspirado por la proximidad de la orilla del mar y el deseo de Architecture-Studio de establecer una continuidad entre las estructuras construidas y la geometría de las zonas exteriores. Alrededor de esta separación espacial también hay espacios públicos generosos, dispuestos en dos explanadas en ambos lados del edificio, con un pequeño anfiteatro al aire libre añadido al sur.

Los arquitectos comentan, aprovechando su ubicación geográfica estratégica entre la tierra y el mar, La Grande Passerelle emerge y revela el eje histórico de Saint-Malo que une la nueva estación de trenes de alta velocidad TGV con la ciudad dentro de sus muros. El centro cultural es el primer elemento importante que observan los viajeros que llegan desde la estación.

Los arquitectos quisieron ofrecer una respuesta arquitectónica urbana contemporánea, lo que fue uno de los retos en la realización de esta nueva área en la ciudad. Para Architecture-Studio, este «edificio explanada» no es sólo una declaración arquitectónica, sino una composición que reúne a todos los espacios interiores y exteriores, los construidos e inhabitados. De esta manera, las actividades cotidianas, eventos culturales y experiencias excepcionales de La Grande Passerelle resuenan juntos, aumentando el atractivo del sitio y sus instalaciones, día y noche, durante todo el año. Este conjunto es al mismo tiempo contextual y autónomo.

Es contextual como parte de la interpretación y la estructuración de la arteria principal de Saint-Malo y es autónomo en su declaración arquitectónica y la fuerte identidad que esta le confiere. La Grande Passerelle es inmediatamente reconocible, y traduce los retos de esta comisión pública: una plataforma cultural que reunirá a muchos aspectos; de los libros, los medios de comunicación audiovisual, desde películas independientes, a la creación digital y el apoyo a festivales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*