¿ Cómo vencer el Insomnio ? Consejos para lograr el ansiado descanso

¿Cómo vencer el Insomnio? Consejos para lograr el ansiado descanso

¿ Cómo vencer el Insomnio ? Consejos para lograr el ansiado descanso

¿ Cómo vencer el Insomnio ? Salud para toda la familia.

 

Sabemos que las ventajas que propicia esta nueva era de la comunicación como la de vivir “siempre conectados” o la posibilidad de acortar tiempos y distancias, se ha convertido ya en un estilo de vida. Cuesta cada vez más detenerse, inclusive cuando es determinante el hecho de hacerlo.

Esto pasa a la hora de tomarnos el descanso necesario para recuperarnos del día, y poder luego retomar una nueva jornada.

Es frecuente la preocupación por no lograr conciliar el sueño, es motivo de múltiples consultas a psicólogos y psiquiatras. Es así como rápidamente ante esta inquietud se procede a medicar el síntoma del insomnio sin considerar aspectos importantísimo que mucho nos ahorraría de gastos económicos y emocionales.

A la par de la tecnología crece a pasos agigantados el consumo de ansiolíticos, conocido comúnmente como tranquilizante; así como también de los antidepresivos. Aunque nos parezca absurdo este paralelismo, podría tener sentido si lo ubicamos en tiempo y espacio real.

Desde el lugar en que nos encontremos en la función de esposo, esposa, padres, madres, jefe, trabajadores, novio o novia, hijo o hija etc., estamos atravesados por mucho más que lo que caracteriza a cada situación en su singularidad.

Las presiones que se nos presentan a diario solo a veces son tramitadas durante el día. La vorágine de las rutinas se engullen dicho proceso y entonces al llegar la noche, y ya  en estado de reposo,  los pensamientos se agolpan y se quedan allí sin permiso alguno, haciéndonos tener la sensación de que no podemos dominar dichos pensamientos, de que están ahí y de que vinieron para quedarse.

Ante este panorama pongamos en la mira a todo aquello que impida que “nos desconectemos

  • ¿Salís de la PC de tu oficina y al llegar a tu casa prendés la tuya?
  • ¿Respondes a demandas de trabajo fuera del horario laboral establecido a través de tu teléfono móvil?
  • ¿Estás hasta últimas horas de la noche escuchando música fuerte, mirando TV, frente a un monitor o pendiente del Whatsapp?
  • ¿Tus padres no dejan de atosigarte con mensajes y llamados para ver dónde estás?
  • ¿Dejaste las tareas de tus hijos para última hora de la noche porque no lograste sacarlos del facebook?
  • ¿Quedaste inquieto/a porque tu novio/a no te respondió un mensaje?
  • Otras situaciones similares.

Por transitoria que parezcan ser cada una de estas situaciones, son el inicio de algo que nos puede traer a mediano plazo problemas severos como lo es el insomnio.

Por supuesto que tratándose de un caso avanzado los múltiples abordajes terapéuticos pueden resultar de de gran ayuda, pero si estos inconvenientes recién comienzan, entonces podemos intentar dejar de ser esclavos de lo que considero una sobrecomunicación o exceso de ésta, sobre todo durante las últimas horas de la noche, principalmente antes de irnos a dormir.

Esto implica DES-CO-NEC-TAR-SE o apagar y no sólo luces. Ni más ni menos.

Es difícil porque, como ya dijimos, se ha transformado en un estilo de vida, pero no es imposible.

Se trata de la calidad de Salud que quieras tener, porque todos los factores mencionados en los ítems de más arriba, son estresores que deterioran desde el estado anímico hasta la funcionalidad de tu sistema cardiológico e inmunológico.

Comunicarnos es un proceso increíblemente bello cuando lo que intentas transmitir tiene un receptor real, de carne y hueso frente a ti. Recuperar esto es, en parte, recuperar la humanidad, como el don de apreciar a través de los sentidos que es inigualable o leer una carta escrita, proveniente del puño y letra de un ser amado. Esto no va a equipararse nunca con un mensaje de texto, ni con correos electrónicos, ni con las “demostraciones de afecto” en los muros de facebook.

Darle lugar a estas simples cosas en los tiempos libres que siempre debemos tener, es dar un paso hacia una vida más saludable, es cerrarle la puerta al estrés excesivo y a todas las patologías mentales que lo acompañan, entre ellas el insomnio.

¡Redescubrí qué sucede cuando la tecnología se apaga y se despiertan tus sentidos!

 

Acerca de Gisela Jacob 22 Articles
Nací en Paraná, Entre Ríos un 8 de Diciembre del año 1982. Actualmente soy madre de tres hijos Florencia, Tiziano y Sofía. Terminé hace tiempo de cursar la carrera de Psicología. Mi pasión por la escritura la traigo desde pequeña y junto con eso una profunda devoción por la vida y lo que ella me inspira.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*