Empire State de madera

Michael Green, un defensor de la construcción en madera, se ha asociado con Equilibrium Consulting y Metsä Wood, una empresa forestal finlandesa, para rediseñar el Empire State Building con la madera como material principal.

 

Empire State de madera

El proyecto forma parte del programa de Metsä Wood «Plan B», que explora cómo sería los edificios más emblemáticos si fueran hechos en madera. Su trabajo muestra que no sólo se puede utilizar la madera para producir enormes estructuras en un denso contexto urbano; sino que también como las torres hechas en madera pueden insertarse en un entorno urbano e incluso imitar reconocidos edificios a pesar de la diferencia en sus materiales constructivos.

La versión revisada del Empire State Building hace uso de innovadoras prácticas de ingeniería para reflejar el tamaño y forma de su precedente. Construido en 1931, el original Empire State Building fue representativo de las innovaciones en el acero, y un testimonio de la capacidad de un material para cambiar completamente cómo se hacen los edificios y lo que los arquitectos pueden diseñar. Al recrear la torre de una manera tan radical, Metsä Wood y Michael Green pretenden demostrar que la madera tiene el potencial para convertirse en el acero del siglo 21.

«Creo que el futuro es el de los edificios altos en madera. Significativos avances en la madera procesada han creado una nueva visión de lo que es posible para la construcción de seguros y altos edificios urbanos en madera. Ahora el reto es cambiar la percepción social de lo que es posible. De hecho, esta es la primera nueva forma de construir un rascacielos en los últimos 100 años», comenta Green.

Sin embargo, para Green y Metsä, los rascacielos en madera son algo más que una increíble innovación tecnológica que revolucionaría futuras construcciones. Su investigación muestra que mediante la construcción en madera, los edificios pueden reducir la cantidad de gases invernadero que emiten. Además, cuando se produce y se implementa correctamente, la madera puede ser enormemente beneficiosa para el medio ambiente, a pesar de la necesidad de talar árboles.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*