¿Cómo decirle a tu nuevo jefe que estas embarazada?

Una mujer ha aterrizado su trabajo ideal y acaba de descubrir que está embarazada. Ella debe celebrar en primer lugar, a continuación, elejir un momento para decirle a su jefe

Es una situación peculiar, pero que puede ocurrirle a cualquiera y constituír un verdadero dilema para algunos. Te enteras de que estas embarazada. Quizás tus médicos te habían dicho que sería “casi imposible” concebir debido a un trastorno de fertilidad. Lo cuál hace que el echo sea un “mini milagro” y estarás muy contenta por ello, tanto tú como tu pareja.

Sin embargo, quizás has entrado a un nuevo trabajo. Se trata de una oportunidad para tu carrera de una vida. Pero ésta nueva noticia te hace preguntarte, ¿cómo puedes gestionar ese pequeño detalle que es decirle a tu nuevo jefe, del trabajo al que acabas de entrar, que estás embarazada?

Si te tomas seis meses de licencia quizás signifique olvidarse de una gran parte del trabajo que en realidad estabas contratado hacer. Pero quizás hay soluciones menos drásticas y más apropiadas para que todas las partes queden satisfechas y, por sobre todo, tu bebé tenga una mamá contenta y con un trabajo genial.

 

¿Cómo decirle a tu nuevo jefe que estas embarazada?

Lo primero que tenemos que decirte es ¡Felicidades! A pesar de todas tus preocupaciones asociadas a tu embarazo y lo que puede significar para tu trabajo, primero vamos a reconocer la noticias increíble que es. Muchas mujeres que han dado un diagnóstico similar estarán fuera de sí con envidia a su buena fortuna, así que es importante te permitas celebrar un momento. Somos criaturas complicadas y nunca es más evidente que en la cara que ponemos ante esta feliz noticia. Segundos después de que has experimentado esa oleada inicial de felicidad estamos preocupándonos, evocando temas que todavía no existen o que lleven a problemas de fondo de primer plano y a preocupaciones.

Un bebé significa sierto inconveniente ¿existe otra alternativa? Cambiará tu vida. Pero hay un término popular equivocado en este mundo moderno, respaldado por el tipo de mejoras en la ciencia y la medicina que puede ya menudo alterar destinos “para mejor”, que somos los que estamos en control. Es un concepto infeccioso, a pesar de la evidencia clara de que, la mayoría de las veces, no es el caso.

Si haces memoria, seguro recordarás a ese amigo que te hablaba sobre cómo no se volvería a casar o tener hijos. De seguro era un soltero libertino y despreocupado, pero ahora mismo puede estar felizmente casada con un niño pequeño que adore y, en cuanto a los afectos refiere, él es un ser humano completamente diferente. Pero ese es el problema, que no es una persona diferente, sino que está más en control de sus emociones y decisiones de lo que a él le gustaba creer. Hay poca racionalidad implicada en las opciones románticas que hacemos y ninguna de ellas es absoluta cuando se trata de nuestros sentimientos hacia nuestros hijos.

Si todos esperáríamos el momento adecuado para convertirnos en padres habría una caída significativa de la población mundial. Frente a traer una nueva vida al mundo y todos los cambios emocionales, financieros y prácticos que implica, quién en su sano juicio podría trasitar ese camino de buen gusto. Gran parte de lo que nos hace una especie increíblemente única es nuestra capacidad de adaptación, cambio y muy a menudo nos sorprende con lo que somos y no somos capaces de hacer.

Tener un bebé y dar lo mejor a su nuevo trabajo definitivamente no se oponen a estas ambiciones. Todos nos acercamos a la paternidad de manera diferente, y hay tantas mujeres que están agradecidas por un trabajo y para muchos se convierte no sólo en un refugio, sino también una línea de vida esencial para preservar una parte de tu personalidad que no cabe en la vida doméstica y de pareja.

No son sólo empresarias súper exitosas que regresan a trabajar rápido. La noción de la licencia de maternidad extendida es un concepto moderno y un privilegio. Muchas mujeres de todo el mundo, junto con muchos más millones de hombres, no tienen el lujo de sumergirse en los primeros años de los niños que crean. Lo que antes era del dominio exclusivo de las clases ociosas se ha convertido en una expectativa en el mundo desarrollado.

Sin embargo, en lugares en los que dependen de un salario, o dependen del trabajo rural, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, se las arreglan muy bien para criar hijos mientras siguen trabajando, entre otras cosas porque la opción alternativa no existe.

 

Conclusión: Qué hacer

Hasta que no hayas alcanzado la mágica marca de las 12 semanas, mucho sigue siendo incierto, por lo que la noticia de tu embarazo debe ser compartida sólo entre tu círculo más cercano. Después de que puedas elegir el momento para informar a tus jefes y comenzar a considerar cómo las cosas pueden filtrar hacia fuera después de que nazca tu hijo.

Volver a trabajar 2 semanas después de haber dado a luz puede ser un poco un desafío, pero 3 meses es perfectamente realizable. La gran cosa hoy en día es que se puedes tomar una decisión cuando estés mejor equipada e informada para hacerlo (que, con las hormonas dando vueltas alrededor de tu cuerpo y todo tipo de cambios físicos que ocurren, probablemente no es ahora el momento de tomar una decisión radical).

Lo más importante es que debes saborear estos primeros días de incubación. Puede ser tu único embarazo y debes disfrutar cada momento. Una vez que nazca tu bebé serás la misma persona que eres hoy, sólo que tal vez te veas más impulsada a lograr cosas por el bien de tu hijo. Parte de la diversión es averiguar cómo seras como madre a medida que la vida vaya tomando su curso. Por ahora, relajate, dejar que la naturaleza siga su curso y sigue el flujo de tu cuerpo en florecimiento.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*