Cinco ventajas de ser una madre trabajadora

No es fácil asumir el rol de mamá, y al mismo tiempo, cumplir con responsabilidad con tu trabajo. Sin embargo, ambas tareas tienen muchas ventajas que te ayudan a ser más productiva.

Hace mucho que ser un ama de casa dejó de ser una condición obligatoria para todas las mujeres que eran mamás. En estos tiempos de igualdad social todos tenemos las mismas oportunidades de trabajar y desarrollar nuestra profesión.

Además de otorgarte independencia económica, trabajar siendo madre te permite acceder a otras aspiraciones personales para crecer como persona. Veamos cuáles son las principales ventajas que tiene ser madre y tener un trabajo.

Cinco ventajas de ser una madre trabajadora

 

Ventajas de ser una mamá trabajadora

#1 No estás aislada del mundo

Convertirte por decisión propia, en una ama de casa, puede hacer que te desconectes de cualquier ámbito social. Es una tarea complicada llevar las riendas del hogar, por lo que difícilmente encontrarás tiempo para interactuar con otras personas; algo que sí te permite estar en actividad laboral.

 

#2 Puedes hacer más por tus hijos

Trabajar genera ingresos, así de simple. En el mundo de ahora, ser madre de familia también significa ser un pilar económico para el hogar, por lo que una buena economía en casa te permitirá ofrecerle a tus hijos una mejor educación, alimentación y cubrir sus necesidades básicas y secundarias de la manera adecuada.

 

#3 Tu vida tiene un mayor equilibrio

Un empleo le da el balance necesario a tu vida. Ser una ama de casa te mantendrá cerca de tus hijos, pero probablemente lejos de tus metas personales, aficiones e intereses particulares. Los hijos son la motivación de nuestras vidas, pero no deberían consumir todo tu tiempo.

#3 Tu vida tiene un mayor equilibrio
#3 Tu vida tiene un mayor equilibrio

#4 Puedes preocuparte por ti misma

Sacrificarse por la familia es una de las cualidades más admirables que tienen las madres. Sin embargo, siempre es agradable cuando puedes darte tus propios gustos gracias a tus propios ingresos y hacer las cosas que también te llenan de felicidad. Ya sea ir de compras o salir con tus amigas… ¡date un tiempo a ti misma!

 

#5 Valoras el tiempo con tus hijos

Ser una madre que trabaja tiene una gran y final ventaja: aprendes a atesorar cada minuto disponible que tienes con tus pequeños. A veces, la rutina de estar junto a ellos todo el día puede mellar en este aspecto. Pero tener que dejarlos por unas horas hará que disfrutes al máximo cuando los veas nuevamente al llegar del trabajo.

Como ves, hay más de una razón para que te animes a trabajar mientras cumples tu rol materno. ¡Buena suerte!

Acerca de Juanjo Dioses 650 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*