Antoni Gaudí a 163 años de su nacimiento

Que den ganas de ir desde cualquier punto del mundo para conocerlos, hacer fotos y pasearse entre esos edificios.  Fue hace 163 años que este artista nació en Reus. Murió a los 73 años de edad, tras ser atropellado por un tranvía tres días antes. Al parecer un mendigo por ir indocumentado y por las ropas harapientas que vestía, no fue atendido con prontitud y falleció en una etapa muy próspera de su carrera. 

Sin embargo, dejó monumentos en Barcelona que son una gran idea visitar, todos ellos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad y es un verdadero espectáculo entrar en estos espacios que son una fiel representación del modernismo catalán. Han sido descritas por la UNESCO como que «testifican la excepcional contribución creativa de Gaudí al desarrollo de la arquitectura y tecnología constructiva de finales del siglo XIX y principios del XX».

Antoni Gaudí a 163 años de su nacimiento

 

1. Parc Güell

Visitar este parque es como entrar en el universo de Gaudí, tiene todo tipo de representaciones típicas de su estilo, con formas naturales que se ven en cada detalle; está en la parte superior de la ciudad de Barcelona, en el barrio de La Salud, en el distrito de Gracia.

Se llama así porque fue hecho para Eusebi Güell, un rico empresario catalán para el que hizo otras obras; ambos idearon formar una ciudad jardín en este sitio, pensado como lugar de vivienda, pero que terminó por ser de recreación, no en vano está en una cima que funge como mirador de una gran parte de la capital de Cataluña.

Pasear por los edificios, jardines y fuentes de Parc Güell lleva a un mundo de fantasía, acompañado de colores y formas que parecen imposibles, pero son palpables.

 

2. La Sagrada Familia

La Sagrada Familia
La Sagrada Familia

Comenzó a construirse en 1882, Gaudí la retomó un año después, durante su construcción murió y aún continúa terminando esta iglesia que es considerada la obra más grande este arquitecto modernista que lo ideó cuando tenía apenas 31 años. Por eso es toda una leyenda viviente, porque quien la ha visitado no sabe si vivirá para verla terminada.

Los detalles que incluye esta iglesia son minuciosos, de ahí lo complicado de concluirla y que tras más de 130 años aún sigan poniendo detalles que dejó escritos Gaudí para ella.

Destaca su forma con cuatro torres cónicas por cada lado de las tres fachadas y otras seis más en la cúpula, en total 18 que tendrá. El visitante puede subir las por las torres y admirar desde arriba los detalles barrocos y con formas naturales que tiene esta iglesia por fuera y por dentro. Obviamente hay motivos religiosos, pero hechos al estilo Gaudí, algo que encanta a la vista.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*