Recurrente leit motiv: encuentros fallidos y por azar en el cine

No sólo de tiempos anteriores al actual, sino también contemporáneamente, se recurre una y otra vez a imposibles que no están dados por la falta de conexión o interés por parte de los protagonistas, sino por el destino que con sus avatares hace imposible esos encuentros tan esperados.

Contrariamente y más actuales son los casos del cine en que los protagonistas, generalmente con vidas de características no tan convencionales, se conocen por azar y comienzan a vivir una historia que cambia sus vidas positivamente.

Uno de los casos de desencuentros amorosos que probablemente más se recuerden, es el del filme An Affair to Remeber-Un Romance para Recordar- conocida en castellano con el título de Tu y Yo. Filme del año 1957 que presentaba en los papeles protagónicos a Deba Kerr y a Gary Grant. El encuentro de estos amantes frustrados debía darse en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de New York, el Empire State. Pero debido a un accidente que sufre la protagonista a pocos metros del edificio, el encuentro no se produce.

Otro de los ejemplos de encuentros fallidos en el cine es el de Happy Together, historia que relata el desencuentro de dos amantes de nacionalidad China en la ciudad de Buenos Aires. Se trata de una pareja gay que llega a Argentina y luego de una discusión se separan. Al tiempo vuelven a reencontrarse en Argentina pero nuevamente se distancian. Uno de ellos vuelve a su país natal y el otro decide lo mismo tiempo después. Vuelve con el afán de encontrar a su amor, y sin saberlo se encuentra en el puesto de comida de la familia de su amante pero el reencuentro nunca sucede.

Y dentro de los felices encuentros que el destino provee a protagonistas, generalmente solitarios o no, pero con un gran déficit de inserción social es el filme Adam. Uno de los protagonistas, Adam, es un muchacho que padece del síndrome de Asperger, una enfermedad que cohíbe la posibilidad de comprender el mundo que lo rodea. Esto genera la impresión de estar frente a una persona egoísta que no percibe las necesidades de los demás, cuando en realidad es un estado, que la persona víctima de Asperger, no puede controlar por cuestiones neurológicas.

La otra protagonista es una chica que vive en su edificio con un desempeño social estándar, pero que se siente atraída hacia Adam. El encuentro entre estas dos personas es el punto de partida para la salida exitosa al mundo de Adam como para la de Beth, su vecina. Ambos se complementan y logran explotar sus potencialidades.

Recordada por su arte que inunda toda la película y por la excelencia en todos los aspectos cinematográficos, además de ofrecernos una historia cargada de realismo, fantasía y magia encontramos a Amélie. Ícono del encuentro entre dos personas a las que el destino y el amor unen.

Ella una mujer solitaria, refugiada en su imaginación y percepción cotidiana, que se relaciona con personas de características extrañas dentro de su propio edificio. El hallazgo de una caja de otra época la lleva por un camino que tiene como destino final el amor correspondido que creía imposible.

Son sólo cuatro ejemplos de encuentros y desencuentros en el mundo del cine que provienen de distintas épocas, los invito a encontrar más ejemplos de este leit motiv tan utilizado.

Acerca de Romina Pichiñan 133 Articles
Nací en la ciudad de Viedma donde el río acompaña a la ciudad y el mar acoge a sus habitantes a pocos kilómetros. Desde muy pequeña tuve un gran interés por la lectura y la escritura, todo comenzó con un libro de Charlotte Brontë, Jane Eyre, que me regaló mi abuela. Desde hace dos años decidí darle formalidad a mi pasión y comencé a estudiar el Profesorado en Letras. Asimismo, estudié inglés durante mi adolescencia. Actualmente, escribo para distintos blogs sobre diversas temáticas que me apasionan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*