La importancia de ahorrar energía: te contamos cómo hacerlo en el hogar

La actividad del hombre está ampliamente mediada por la utilización de energía (fundamentalmente eléctrica). Hoy en día, son muchos los dispositivos que utilizamos en nuestra vida diaria los que nos proponen un consumo energético excesivo.

En la presente oportunidad, te vamos a contar cómo hacer para ahorrar energía desde el hogar, resaltando la importancia de emprender esta tarea en función del cuidado medioambiental.

El ahorro de energía eléctrica resulta estratégico en función del cuidado de nuestros recursos naturales, ya que supone una disminución en la utilización de combustibles fósiles. Al mismo tiempo, nos permite bajar considerablemente la emisión de gases tóxicos, tan nocivos para nuestro ecosistema y por consiguiente, para el futuro de la humanidad.  Por todo esto, un consumo responsable de energía es fundamental a la hora de planificar y llevar adelante nuestra vida cotidiana.

Analizada esta primera cuestión en función de la importancia del cuidado energético, es preciso resaltar aquí de qué manera podemos hacerlo en relación a nuestras actividades más naturalizadas.  Una pequeña lista con las cuestiones a tener en cuenta podrá ser ilustrativa en relación a la problemática que nos ocupa y responderá cabalmente a la pregunta que nos guía:

 

¿Qué debo haber para disminuir mi consumo energético?

  • No es preciso abrir las ventanas si la calefacción se encuentra prendida:

Cometer el error de abrir la ventana cuando la calefacción está encendida, hará que el dispositivo consuma más energía de la necesaria para cumplir su función de templar el ambiente.

  • Hay que lograr un uso eficiente de la heladera:

Optimizar el funcionamiento de la heladera es indispensable para colaborar en el ahorro energético. Para hacerlo, deberás situar el dispositivo lejos de otros elementos que generen calor, al tiempo que en un sitio donde la ventilación sea suficiente para su correcto funcionamiento.

  • Control de la iluminación:

La iluminación de un hogar es sumamente importante pero debemos tener en cuenta que jamás deberá realizar en función del desmejoramiento medioambiental. Es preciso aprovechar lo más posible la luz del día y por supuesto, apagar todas aquellas luminarias que estén prendidas de manera innecesaria.

  • Utilización del aire acondicionado:

Así como la luz y la heladera son elementos que consumen energía eléctrica, el aire acondicionado también debe ser controlado en relación a su uso. Primero y principal, hay que saber que el aire nunca deberá estar prendido si no es realmente necesario. De la misma manera y en función del ahorro energético, el aire deberá ubicarse en un lugar donde le de sombra, de esta manera su consumo será sustancialmente menor.

  • Ordenadores y otros dispositivos electrónicos:

Hemos dicho en un principio que nuestra actividad cotidiana está mediada por innumerables dispositivos electrónicos. A los mencionados, se suman los ordenadores, equipos de música, teléfonos celulares y demás objetos que precisan energía. La recomendación aquí es sencilla, jamás deberán ser enchufados en momentos que no son utilizados.

De esta manera te contamos de qué forma puedes hacer para cuidar el consumo energético en tus actividades cotidianas. Independientemente del ahorro económico que reconocerás haciéndolo, estarás colaborando con el medio ambiente en función del cuidado de nuestros recursos naturales.

Acerca de Ismael Naput 349 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*