La ciencia detrás de Jurassic World Mundo Jurásico

Jurassic World es una excelente película (tan buena como las tres anteriores de la franquicia, incluyendo la primera). La podremos ver en 3D, así que la comparación con las versiones 2D anteriores, hace que en esta oportunidad realmente cobren vida en este formato.

Pero dejando a esos asuntos unidimensionales de lado, la trama es bastante factible como para permitirle incluso al espectador más escéptico ponerse dispuesto a suspender un nivel de incredulidad suficiente como para aceptar la premisa plausible, que es que la ingeniería genética logre un nuevo tipo de dinosaurio que nunca existió en el Jurásico. Esto se hizo bajo la asesoría del más famoso buscador de dinosaurios en el mundo, el paleontólogo Jack Horner, quien ha sido el asesor científico de la saga cinematográfica, incluyendo esta última entrega.

 

La ciencia detrás de Jurassic World Mundo Jurásico

La rigurosidad científica de Horner viene a través en la pantalla como la ciencia detrás de Mundo Jurásico, paralela a la de su trabajo en cuanto a la ingeniería un dinosaurio a partir de ADN de aves modernas porque, ahora sabemos, no hay ADN viable disponible del período Jurásico, ni siquiera que se ha dejado sobre el interior de los mosquitos del Jurásico incrustados en ámbar, lo que fue la premisa de la novela de Michael Crichton y la primera película de Steven Spielberg en la franquicia Jurassic Park.

En cambio, Jack explicó unos días antes de que la película se estrenara, que ya que sabemos que los dinosaurios evolucionaron en aves, eso significa que el ADN de aves contiene los restos de su dinosaurio antepasado. Como Horner explica en su libro del año 2009 “Cómo construir un dinosaurio: La extinction no tiene por que ser para siempre” (y en su charla TED), puede activar los genes latentes para llegar a construir partes del cuerpo, incluyendo una cola como la de un dinosaurio, hocico y hasta los dientes. Debido a su disponibilidad, los pollos sirven bien a esta labor, por lo que Jack tiene la intención de construir lo que él llama un “Chickenosaurus” (lo que sería un “Pollosaurio” o “Gallinosaurio”. Como él dijo: “Si podemos restablecer características ancestrales en un pájaro para hacer un dinosaurio, no se puede tener características ancestrales a menos que tengas un antepasado. Eso es una prueba de la evolución”.

Sutilmente, pero conmovedora, la ciencia del Mundo Jurásico se cuela en la biología evolutiva sin llamar así. Veamos, por ejemplo, los dientes de una gallina. Hemos sabido durante décadas cómo “encender” los genes ancestrales de los dientes en un pollo (como se aclara en el libro del 1983 “Dientes de gallina”, de Stephen Jay Gould), lo que sería imposible si todas las criaturas fueran creadas en una breve ráfaga de genesis hace seis mil años.

En cambio, la ingeniería genética nos está mostrando cómo encontrar los fósiles genéticos de ascendencia animal. Esto ahora se realiza a través de los transgénicos, como Horner me explicó: “Si vas a tratar de hacer un dinosaurio, la transgénica es una forma tan buena como la búsqueda de genes ancestrales dinosaurios transgénicos lo es, como lo que hemos creado en Mundo Jurásico.

Tenemos un dinosaurio híbrido que es una mezcla de varios tipos de dinosaurios, además de mezclas de genes de varios tipos de animales”. El resultado es uno de los monstruos más terroríficos de la historia del cine: el Indominus Rex, una mezcla de T-Rex y Velociraptor, con algunas otras características, como la sepia h de capacidad de crear camuflaje para que coincida con casi cualquier entorno ambiental. Horner continuó su explicación acerca de cómo realista algo como esto es:

“Vamos a hacer el animal mitad dinosaurio, mitad pollo muy pronto. Nos estamos moviendo bastante rápido, pero hacer un dinosaurio que se vería como un Velociraptor tomaría mucho más tiempo. Cuanto más aprendemos acerca de los genes, lo que hacen y cómo decostruírlos y construírlos, más nos acercamos.”

 

Entrenar Dinosaurios

Mundo Jurásico añade otra característica que no se había visto en la franquicia antes, y es cómo entrenar un dinosaurio. El héroe de la película emplea las técnicas utilizadas por los entrenadores de animales en lugares como Sea World, así que se le preguntó a Jack sobre esto, por estas técnicas de entrenamiento de trabajo en los mamíferos. ¿Cómo iban a trabajar en criaturas reptiles?

También sabemos que los dinosaurios eran sociales. Durante años, hemos encontrado nidificación de dinosaurios y pruebas de que cuidan a sus crías. Y las aves viven en grupos sociales. Eso tenía que venir de alguna parte. No creo que ellos lo “inventaran” por su cuenta.

Pensamos en aves y reptiles como independientes, pero las aves son dinosaurios, y por lo tanto, reptiles. Si nos fijamos en que genéticamente, los cocodrilos están más cerca de las aves que de lagartos, entonces podemos pensarlo.

Pero tendrían que ser lo suficientemente inteligente como para comprender las señales de los entrenadores, tales como el “clic” del sistema popular entre los entrenadores de Sea World. Horner continuó hablando sober antropocentrismo:

“Esto nos lleva a todo el asunto de inteligencia con los dinosaurios y de este lado del árbol evolutivo. Estamos tan centrados en la estructura de mamíferos (…) Los dinosaurios no sólo tenían un cerebro craneal, pero un cerebro de la pelvis, los ganglios y ampliado que las aves también tienen. Si agregas juntos el volumen del cerebro y los ganglios, es tan alto como la mayoría de los mamíferos. Los loros son muy inteligentes y no piensas en patos como inteligentes, y sus ratios de cerebro / cuerpo son casi iguales.”

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*