Hacer más con menos: Eficiencia Neuronal

¿Qué es la eficiencia neuronal? Hace pocos días se ha demostrado empíricamente la teoría de la eficiencia neuronal, ampliamente aceptada por la comunidad neurocientífica. Según esta teoría también los cerebros superdotados consumen menos energía y llevan a cabo una ejecución más eficaz en la resolución de tareas. Simplemente emplean más eficazmente sus recursos neuronales.

Según las palabras de  Elstbeth Stern, profesora del Instituto  Federal de Tecnología de Zurich (Suiza), donde se realizaron dichas investigaciones, “las personas más inteligentes requieren menos actividad cortical para resolver los problemas.”

 

Hacer más con menos: Eficiencia Neuronal

Para la experiencia se reclutaron  a 80 estudiantes, a quienes se les hizo pasar por diferentes pruebas relacionadas con la “memoria  del trabajo”, que exige esfuerzos al lóbulo frontal. Allí reside la habilidad para relacionar recuerdos con nueva información, la adaptación a nuevos objetivos y el filtro a información irrelevante. Durante dicho proceso se les realizaron estudios de encefalogramas.

A los estudiantes los dividieron en dos categorías, entre aquellos que tenían un coeficiente intelectual superior a la media y los que estaban muy por encima de ella. Como resultado, se concluyó que en las actividades difíciles o muy fáciles no había grandes diferencias, pero sí en aquellas tareas de dificultad moderada: en esos casos la actividad eléctrica era muy inferior en las personas de cociente intelectual más elevado.

Esto responde  a uno de los grandes interrogantes de la neurociencia, cómo se reflejan las diferencias en la inteligencia dentro del cerebro humano. Lo que se pudo comprobar entonces es que los cerebros de las personas más inteligentes son capaces de resolver tareas de manera más eficiente. Dicho de otra manera estas personas tienen facultades cognitivas superiores.

Cabe aclarar que los psicólogos definen la inteligencia del trabajo como la capacidad de una persona para asociar recuerdos con nueva información. Una de las tareas fue determinar si ciertas letras o caras individuales eran parte de una selección de letras o caras  que se había presentado a los sujetos inmediatamente antes.  Otra tarea más compleja consistió  en la identificación de letras y caras dentro de un límite de tiempo.

Para el análisis de los resultados, los investigadores les solicitaron a los estudiantes que rellenaran un test de inteligencia convencional. A partir de esos resultados los dividieron en los dos grupos.

Los investigadores utilizan la analogía de un automóvil más o menos eficiente, cuando están viajando lentamente, ninguno consume mucho combustible. Si el coche eficiente viaja a máxima velocidad, también consume menos combustible. Sin embargo a velocidades moderadas, la diferencia en el consumo se vuelve significativa.

Frente a algunas creencias, los científicos concluyen que la memoria del trabajo no se puede ejercitar, podemos ejercitar para realizar acciones o tareas concretas pero al momento de enfrentarnos a tareas nuevas todos empezamos desde cero.

Así la hipótesis de la eficiencia neuronal o neural ha dejado de serlo,  presentando claramente las diferencias funcionales de los cerebros de personas muy inteligentes con respecto a personas de inteligencia media. Esto ya es un dato concreto, respaldado por numerosas investigaciones previas y este último descubrimiento de la institución suiza.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*