Pequeños hábitos que mejoran nuestra calidad de vida

Beba café

Mientras muchos especialistas informan que el café es perjudicial para la salud, algunos, como el doctor Sanjiv Chopra (profesor en la Escuela de Medicina de Harvard) dice que es “una droga milagrosa que salva vidas.”

Como lo demuestran recientes estudios epidemiológicos, las investigaciones sugieren que:

 

  • Con solo al menos una taza de café al día se disminuye un 25 % las probabilidades de sufrir un derrame cerebral.
  • Con dos tazas, las mujeres pueden disminuir en un 20 % las posibilidades de sufrir depresión.
  • Beber más de tres tazas de café al día, reduce hasta en un 20 % las probabilidades de padecer cáncer de piel en las mujeres.
  • En el caso de los hombres, bebiendo más de seis tazas por día, se disminuye en un 60 % las probabilidades de morir a causa de cáncer de próstata.

 

Ingiera proteínas

Una de las características de la proteína, es la de persuadir a nuestro estómago y cerebro de que están alimentados y satisfechos. Para contrarrestar el aumento de peso, asegúrese de que su dieta alcance el 15 % de contenido proteico. Mark Hyman, perteneciente a la medicina holística, menciona que limitar la cantidad de proteínas en nuestra alimentación por debajo del 15 %, provoca que al poco tiempo aparezca la necesidad de querer volver a comer. Este hecho, lo demuestran los estudios que se han realizado en sujetos cuya ingesta de proteínas era inferior al 15 %, frente a otros sujetos que mantenían los valores por encima de los recomendados. El resultado era que aquellos que no contaban que ese 15 % de proteínas, recurrían casi de inmediato a colaciones y tentempiés.

 

Mantenga una rutina para dormir y comer

El doctor Michael Breus, experto en sueño, nos dice que las personas que se quedan despiertas hasta tarde y que no se levantan temprano, tienen tendencia a consumir más comida y por lo tanto, tener exceso de calorías. Breus recomienda que no es aconsejable comer de más justo antes de ir a la cama; es ideal acostarse y levantarse siempre a los mismos horarios, al igual que comer todos los días a la misma hora; de esta manera el cuerpo es más eficiente.

 

Manténgase de pie

Investigaciones recientes dieron resultados acerca de la importancia de estar parado; las personas que “descansan de pie” después de una labor, tienen cinturas más delgadas, colesterol más bajo, y mejor respuesta a la insulina. Además, permanecer de pie con más frecuencia protege ante la contingencia de padecer cáncer de colon.

No importa cuanta actividad física haga en el gimnasio, si pasa gran parte del día sentado, esa actividad física no será aprovechada en su totalidad.

 

Expóngase al Sol por las mañanas

Las células de nuestra piel son más vulnerables a los rayos UV cuando estamos al final de nuestro ciclo de vigilia, por el contrario, cuanto más cerca estamos de habernos despertado (es decir, por el amanecer), nuestras células dérmicas son capaces de defenderse mejor ante los rayos UV. Esto significa que la radiación solar nos causará menos daño si nos exponemos a él por la mañana, que si lo hacemos por la tarde. Esta peculiaridad natural está fundamentada en que la proteína que protege al ADN se encuentra en su mayor esplendor después de despertarse y al más bajo nivel antes de ir a dormir.

 

Acelere su ritmo cardíaco

El ejercicio físico es una actividad que favorece la salud corporal y mental. Cada año de su vida en la que se ausente la actividad aeróbica se disminuye un pequeño porcentaje en la región del cerebro denominada hipocampo, lo que puede llevar a consecuencias graves, como la demencia. Pero afortunadamente, los resultados de las investigaciones del neurocientífico Arthur Kramer, develaron que el “hipocampo de los adultos que caminaron enérgicamente unos 45 minutos tres veces a la semana, creció un 2 % durante el transcurso de un año”. La realidad es que cualquier actividad física que aumente el ritmo cardíaco parece funcionar positivamente para la mejora de nuestra salud física y mental.

 

Utilice anteojos

El cerebro es estimulado por la luz azul que emiten pantallas como: computadoras, celulares, tabletas o dispositivos de juegos portátiles. Esto hace que conciliar el sueño sea algo más difícil, principalmente para los que sufren de insomnio. Sin embargo, la doctora Lisa Shives aconseja utilizar anteojos que filtren la luz azul para que el cerebro no se sienta excitado y así encontrar una alternativa para los insomnes que no pueden renunciar a utilizar sus dispositivos electrónicos antes de ir a dormir.

Acerca de Claudio Cammertoni 49 Articles
Siempre pensé que escribir, es la única manera que tengo de articular mis pensamientos, darles forma, estirarlos, compactarlos y cada tanto, comérmelos. Y es que es así, del pensamiento intangible se crean cosas tan reales que se pueden ver, tocar y a veces leer… Psicodélico y excéntrico por naturaleza, avanzo en la vida utilizando la única herramienta que me dejaste, mi palabra. Algún día, espero que me devuelvas lo que me robaste, todo, incluyendo mi corazón…
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*