3 maneras de saber que tienes gastritis

En primer lugar y para dar un marco de referencia al tema que se propone aquí, es preciso definir aunque sea de forma escueta qué se entiende por gastritis. La presente es una afección estomacal sumamente molesta que se genera por una inflamación desmedida de las paredes del estómago.

En sus dos variantes –gastritis aguda y gastritis crónica- se generan fuertes dolores abdominales y una imposibilidad suprema para alimentarnos correctamente. En el texto siguiente, te vamos a contar tres (3) maneras de darte cuenta que tienes gastritis.

Pues bien, queda claro que la gran mayoría de las afecciones que puede reconocer nuestro cuerpo, se visibilizan en función de los síntomas. La gastritis es uno de esos malestares puntuales que repercuten negativamente en nuestro estado general de ánimo, presentando una sintomatología contundente. En definitiva, notar que tenemos gastritis se nos puede permitir de las siguientes tres formas:

 

1- Reconocemos un ardor intenso en el estómago

El ardor en el estómago es uno de los síntomas más comunes en relación a la presente afección. Generalmente, este tipo de ardor propio de una gastritis aparece por la noche o entre comidas, y lo cierto es que va acompañado de una sensación intensa de dolor en toda la zona abdominal.

El ardor se produce en momentos puntuales y generalmente es cuando no hay enorme cantidad de alimento en nuestro organismo. En ese momento, los jugos gástricos afectan el revestimiento del abdomen con una intensidad inusitada.

 

2- Uno comienza por perder el apetito

El ardor y el dolor suelen ser una señal de alerta en función de la posibilidad de contraer gastritis. De la misma manera opera la falta de apetito. Este faltante en nuestras ganas de alimentarnos se da por una sencilla razón; la mucosa se ha inflamado e irritado causando que nuestro estómago se llene de gases.

 

3- Aparición de vómitos

Si al ardor de estómago le sumamos falta de apetito y al mismo tiempo deseos de vomitar, debemos estar sumamente alertas ya que podremos estar en presencia de una gastritis. El ácido que el estomago produce para descomponer los alimentos irrita a nuestro organismo y producto de ese mal funcionamiento del aparato digestivo aparecen los deseos de vomitar. El ácido erosiona a nuestro estomago y es en ese momento donde aparecen las náuseas.

Si bien esta pequeña guía se presenta ilustrativa en función de la posibilidad de contraer gastritis, de nada sirve un diagnóstico de estas características si la presente afección no será tratada correctamente. Como síntomas, los nombrados son un tanto comunes y en general si aparecen, es nuestro aparato digestivo el que nos alerta acerca de una posible afección estomacal.

Acerca de Ismael Naput 349 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*