Relación entre tecnología y pedagogía

Según últimos trabajos de investigación, se ha llegado a la conclusión que para el año 2020 los alumnos trabajarán por proyectos, usarán tablets y libros de texto digitales. Por su parte, los docentes aplicarán el aprendizaje colaborativo y hasta podrán utilizar robots e impresoras 3D.

Estas son algunas de las previsiones que se hacen en materia de educación y nuevas tecnologías a escala mundial,  a través del análisis de opiniones de expertos en pedagogía y tecnologías educativas.

En términos generales, y también en cuanto a la educación, el presente se está haciendo cada vez más inestable y efímero. Por su parte, el futuro  parece muy diferente al presente, tornándose complejo y difícil de predecir. La educación por su lado, es un ámbito que se encuentra en permanente cambio, múltiple, imprevisto y en diferentes direcciones; en el cual tienen gran incidencia el progreso de la ciencia y el conocimiento, las nuevas tecnologías y las exigencias del mercado laboral. A todo esto se suman las nuevas formas de participación cívica y la transformación tecnológica.

En este sentido, los expertos acuerdan  que vivimos en un mundo digital en el que el alumno tiene que ser el protagonista de su propio aprendizaje y la tecnología es un gran aliado para conseguirlo. En España, concretamente, se prevé que en dos o tres años se produzca un gran avance en la digitalización de las aulas, a través de WI-FI y proyectores. De esta manera, se podrá utilizar libros digitales y recursos educativos abiertos. En una segunda etapa, se impondrá completamente el uso de libros de texto digitales, tablets y pizarras electrónicas.

La utilización de estas herramientas comunicativas y educativas, implicará el uso de sistemas colaborativos y modificarán, sin dudas,  procesos como la evaluación, el estudio y la relación entre tutores y familias. Avanzando un  poco más en las posibilidades que brinda la tecnología a la pedagogía, se piensa que en un futuro próximo alumnos y profesores utilizarán juegos educativos en red, compartirán opiniones, contenidos y proyectos a través de redes sociales educativas y las metodologías se implementarán por competencias, en forma colaborativa, analítica, por exploración o enfocándose en la resolución de problemas.

En todos los casos, el alumno cobrará un mayor protagonismo en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Existen otras tecnologías que influirán de alguna manera a la educación. Un ejemplo de ello es la geolocalización o la realidad aumentada,  que permitirán que el aprendizaje no se circunscriba solo al aula. Las aulas serán más abiertas y creativas, el aprendizaje se volverá más práctico y mediado por dispositivos tecnológicos.

Por todo esto, se concluye que los cambios en la educación del futuro serán radicales. En este sentido, los expertos intentan ayudar a tener una perspectiva sobre estos cambios, para poder anticiparnos a ellos. Se busca en cierta forma ampliar el campo del conocimiento del futuro y mejorar los sistemas de innovación.

Estos son algunos de los puntos más importantes sobre este trabajo:

  • Todo apunta a un aula activa, creativa, diversa y abierta al mundo
  • Las actividades extraescolares van a aumentar y su valor formativo se va a potenciar con nuevos dispositivos y servicios.
  • Se trata, por tanto, de un  cambio de cultura educativa.
  • Aprovechar las oportunidades de la crisis para innovar será clave.
  • Allá donde se produzca la utilización de libros de texto digitales, más rápida será la transición hacia nuevos modelos pedagógicos.
Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*