¿Qué es el síndrome de anhedonia?

Esta singular palabra define una patología que tal vez es más común de lo que pensamos.  Hedoné es una palabra griega que significa “placer”, por lo tanto anhedonia expresa lo contrario: la falta de placer.

El término se refiere a la incapacidad de disfrutar las cosas  agradables de la vida y de experimentar placer, tanto en el aspecto físico, psicológico como social. Fue descripto por primera vez por el psicólogo francés Ribot en 1897, cuando publicó su libro sobre la psicología de los sentimientos.

Sin dudas constituye uno de los signos más claros de la depresión, aunque también puede estar presente en trastornos como la esquizofrenia y el mal de Alzheimer. Se traduce en una falta de reacción ante estímulos que circundan a la persona, una insensibilidad para el placer.

Una persona que antes disfrutaba de ciertos hobbies, de las relaciones sexuales o de estar con amigos puede comenzar a sentir rechazo hacia estas actividades placenteras.

Desde su conceptualización  inicial ha contenido varias definiciones diferentes: “bloqueo  de la capacidad de recompensa antes estímulos habitualmente reforzantes” o “pérdida de interés o placer ante casi todas la actividades”. También se la relaciona con la incapacidad para experimentar el placer, la anestesia  o insensibilidad al placer.

Algunos de los síntomas que puede presentar una persona que sufre de este trastorno, son:

  • Desgano frente a las cosas más simples de la vida: levantarse, trabajar, salir con la familia, la pareja o los amigos, trazarse metas.
  • Falta de placer en las relaciones sexuales,
  • Incapacidad para disfrutar
  • Alteraciones del sueño
  • Alteraciones  del apetito
  • Ideas suicidas

¿Cuáles pueden ser las causas de este mal? Los expertos creen que este mal se debe a una alteración del sistema dopaminérgico, por el cual la dopamina (sustancia por la que las personas sienten placer) no actúa  eficazmente a raíz de una depresión, adicciones como  las drogas o el alcohol o algún evento traumático.

Este sistema dopaminérgico no es capaz en estas personas de producir placer, satisfacción y bienestar. En el caso de pérdida de deseo sexual o el placer sexual puede ser causado por medicaciones utilizadas contra la depresión (antidepresivos) o para la esquizofrenia (antisicóticos) u otras medicaciones como  la benzodiacepinas y los estimulantes.

Ante la presencia de estos ´síntomas lo recomendable es asistir a un psicoterapeuta  o psiquiatra, quien brindará un tratamiento que puede incluir medicamentos o psicoterapia. Otras alternativas consisten en llevar un estilo de vida saludable, con una dieta sana, ejercicio, cuidar los hábitos de sueño y rodearse  de personas  cercanas que acompañen a la persona a atravesar ese momento doloroso.

Para considerarla como un síntoma de un trastorno debe ser prolongada en el tiempo, ya que todos en algún momento de nuestra vida sufrimos una cierta incapacidad para disfrutar de las cosas, cuando estamos tristes, preocupados, estresados o irritados. Es el médico psiquiatra quien deberá determinar si nuestra incapacidad  para disfrutar es normal o  es el síntoma de una patología.

Otros conceptos relacionados con la anhedonia, pueden ser:

  • La incapacidad para ser consciente del placer. En este caso lo que estaría alterado sería la emoción que debe acompañar a la sensación producida por el estímulo placentero. El placer estaría “embotado” pues la persona no reconoce la sensación como tal.
  • La incapacidad para concientizar cualquier tipo de emoción y no solo el placer.
  • Las personas pueden experimentar el sentimiento y la emoción pero son incapaces de expresarlo. Sería una especie de placer “aplanado”.
  • La persona pierde el interés por el placer y esta apatía conduce al embotamiento afectivo.
Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*