Encuadernación artesanal en simples pasos (Parte 3)

encuadernacion de libros casera artesanal
encuadernacion de libros casera artesanal

En esta tercera y última parte de nuestro instructivo para realizar encuadernaciones caseras, vamos a unir las dos piezas principales del proceso: las tapas y el tomo de hojas. Y para finalizar, colocaremos la hoja de guarda. Para ver los pasos anteriores y la lista de materiales, pueden visitar las partes 1 y 2 del instructivo.

Paso 13 Mientras tenemos las tapas apartadas, y una vez que el adhesivo del tomo de hojas se secó, vamos a reforzar un poco más su encuadernación. Primero cortamos un trozo de tela capricho, que mida de ancho el triple que el lomo, y de alto 0,5 cm menos que el lomo. Lo centramos y lo adherimos con bastante pegamento; que penetre bien la fibra de la tela.

Paso 14 Si queremos un señalador, cortamos cinta bebé del largo deseado y la pegamos también al lomo. Dejamos secar todo por varias horas.

Paso 15 Para unir las tapas con el tomo de hojas, NO colocamos adhesivo en el lomo. Solamente haremos esto en las “aletas” de tela capricho, del lado en que deben adherirse con las tapas de cartón. Cerramos el cuaderno y nuevamente dejamos secar unas horas.

Paso 16 Finalmente, las hojas de guarda son las cartulinas de color o entramadas que unen el interior de las tapas con las hojas, al principio y al final del cuaderno. Tomamos nuestra primera cartulina de color, la plegamos al medio, colocamos cola en sus dos lados externos y la adherimos a la tapa y la primera hoja blanca. Repetimos lo mismo con la segunda cartulina para el final de nuestro cuaderno. Siempre se debe recordar de esparcir de manera homogénea el pegamento, o utilizar adhesivo en spray.

Cerramos el cuaderno, lo dejamos secar unas horas más en la prensa o bajo algo pesado, y voilá: Nuestro propio cuaderno artesanal.

 

El Valor de la Encuadernación

Como mencionamos en la primera parte del artículo, en los últimos años se ha vivido en el ámbito del diseño gráfico, de objetos y de moda un revival de lo vintage. Debido a esto podemos encontrarnos con objetos como paletas de colores pasteles, bicicletas antiguas, pizarrones de tiza con letras manuscritas que recuerdan a las gráficas de mediados del siglo pasado, estampados a lunares, corbatas de moño, vinchas para el cabello y muchas cosas más.

Gracias a la cultura “hípster” y la influencia de redes sociales como Instagram y Pinterest, lo vintage está más de moda que nunca, y un gran sector de la población adora los objetos artesanales y retro, como los cuadernos caseros, por ejemplo. Esto los convierte en objetos valiosos, así sea tanto para comercializar como para agasajar a un ser querido haciéndole un regalo.

Esta misma técnica de encuadernación puede ser adaptada para realizar cuadernos rayados, cuadriculados, de bocetos, con papeles de diferentes colores y gramajes, o álbumes de fotos y tesis profesionales, entre otras piezas. Siempre, por supuesto, con el plus extra de lo realizado artesanalmente con paciencia y dedicación. Solo resta animarse.

Acerca de Lisandro Echenique 102 Articles
Nací y resido en Rosario, Santa Fe, Argentina. Soy escritor y estudiante de la carrera de Comunicación Social. Mis intereses se orientan a los medios audiovisuales, particularmente el cine, la música y la televisión, y la política. En mi tiempo libre leo y escribo relatos de ficción, el género literario que más disfruto.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*