Colegio y juego de luz: interesante escuela en Colombia

“Día – noche” es un especial que trata sobre la relación de los cuerpos construidos con el ciclo de luces y sombras: en la preparación del número fueron convocados iluminadores, arquitectos y especialistas a discutir sobre la noche, la ciudad, los edificios y la luz natural.

El siguiente es un proyecto de los arquitectos  Giancarlo Mazzanti y Felipe Meza [www.giancarlomazzanti.com]. Se trata de un colegio ubicado en Cartagena, Colombia. Y corresponde a un muy buen ejemplo de la temática de este especial.

En un nuevo barrio de Cartagena, se plantea un colegio formado por una sucesión de cuatro anillos, con recintos interiores que generan patios y unificados por una cubierta-celosía continua. Tanto los lugares abiertos como las salas de clases reciben luces y sombras controladas y cambiantes durante el día.

Este proyecto se plantea como la secuencia y relación de cuatro configuraciones a las que se ha identificado como “anillos”. Cada uno de ellos se define por un perímetro de dos niveles con diferentes espesores y un patio vegetal de actividades. En ellos es tan importante el perímetro construido, como el espacio vacío interior y la relación con los demás anillos. La irregularidad del proyecto da la posibilidad de generar luz natural y sombra en forma constante durante el transcurso del día.

La obra además incorpora una celosía continua en la fachada, que está compuesta por paneles prefabricados que permiten la penetración de la luz natural y crean sombras a lo largo de su trayecto. Los espacios interiores también se diseñan con esta misma pantalla, que no solo brinda iluminación indirecta, sino que admite ventilación cruzada como estrategia de climatización natural. Por otro lado, esta celosía cuenta con instalaciones de luz artificial acentuada, para generar una noción de recorrido.

Los aleros diseñados en las cubiertas buscan proyectar sombras, proteger los espacios de los rayos solares directos y permitir iluminación natural y claridad dentro de los mismos. Los patios contienen vegetación con materiales permeables a las fluctuaciones térmicas para la creación de sombra. Se plantea además la siembra de enredaderas en las fachadas, expuestas a la radiación solar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*