Arquitectura bioclimática como arquitectura experimental

Arquitectura bioclimática como arquitectura experimental. Artículos sobre educación.

La primera obra, iniciada en 1981, fue realizada mediante elementos metálicos y de albañilería donados a la Ciudad Abierta. De ella solo se alcanzo a construir su estructura primaria. Esta quedo expuesta los efectos destructivos del tiempo, hasta que mediante el proyecto de investigación pudo ser replanteada como búsqueda de una graduación de las energías de la intemperie.

La segunda etapa de esta obra, remodelación y reformulación de la primera, encarna formalmente la identidad del proyecto como investigación al acogerse al programa del consejo nacional de investigación científica, sometiéndose de ese modo a los rigores de revisión de proyecto y método propios de tal procedimiento.

Este proyecto reconoce, fundamentalmente, dos campos de investigación propios de las energías naturales de la intemperie: uno, referido a la luminosidad; el otro, al viento. En consecuencia se manejan dos conceptos y dispositivos que definirán las características de la envolvente: fuselajes y celosías, respondiendo a la energía eólica y lumínica respectivamente.

Los fuselajes se conciben como elementos técnicos capaces de encarar los efectos fluidos del viento y la lluvia. Las celosías, como dispositivos de control lumínico. Así protegido. El interior esta concebido como espacio de residencia, estudio y contemplación. En paralelo se investiga el efecto virtual del impacto de un cubo sobre el manto exterior de tal modo que la forma se origina tanto en reacción a fuerzas o efectos naturales como consecuencia de una voluntad plástica asociada a una operación geométrica.

El efecto corrosivo del viento costero es un constante tema de investigación, en este caso en particular se recurrió a los laboratorios de fluidos y a un túnel experimental. El proyecto persigue, mediante el recurso de las celosías, los aleros profundos y los paños de vitrales, obtener un valor lumínico intermedio entre la penumbra propia de las construcciones tradicionales de mampostería y la luz excesiva de la arquitectura de vidrio.

Arquitecto: Manuel Casanueva

Proyecto: La Hospedería del Errante

Ubicación: Ciudad Abierta de Ritoque. V Región, Chile

 

Materialidad y Dimensiones

Piso: radier fino y madera

Muros: albañilería, tabiquería y vidrios.

Cubierta: madera y planchas de zinc.

Pormenores o Esculturas: Ferro-Cemento

Superficie exterior:

Superficie Interior: 215 m2

Arquitectura bioclimática como arquitectura experimental. Artículos sobre educación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*