Los beneficios de los masajes en el bebé

En los últimos tiempos, se ha puesto muy de moda aplicar masajes para bebés, enseñando a mamás y papás sencillas técnicas que les permiten conectarse con sus hijos y brindarles una confortable sensación. Pero relajar a los pequeños, es sólo uno de los múltiples beneficios de los masajes en el bebé.

En efecto, tomarse unos momentos para darle al bebé un buen masaje, reportará tanto para el padre o la madre como para el niño diversos efectos benéficos, haciendo más fuerte el vínculo y contribuyendo a fortalecer la autoestima de los nuevos padres.

El momento ideal para darle un masaje al bebé es al atardecer, precediendo al baño y como parte del ritual de relajación que lo ayude a dormir plácidamente. Debe ser un momento de tranquilidad para ambos (quien realice el masaje y el niño), sin prisas y sin interrupciones, para que el momento sea realmente relajante y placentero para ambos.

 

Beneficios para el bebé:

  • El sistema inmunológico se vigoriza.
  • Los famosos cólicos del lactante se alivian, y se ayuda a trabajar al sistema digestivo.
  • Desarrolla el sistema respiratorio, equilibrando los niveles de oxígeno.
  • Estimula el sistema circulatorio.
  • Se optimiza el proceso de mielinización (recubrimiento de las fibras nerviosas, necesario para su funcionamiento). Ayuda al desarrollo neurológico.
  • Disminuyen las hormonas del estrés, contribuyendo al equilibrio del sistema endócrino. Se eliminan las tensiones físicas y emocionales.
  • Los músculos se relajan y tonifican, lo cual contribuye a su mejor desarrollo.
  • Contribuye a que el bebé tenga períodos de sueño más largos y de mejor calidad.
  • El masaje facilita la integración del esquema corporal, y el desarrollo de la propiocepción, es decir, el niño aprende a identificar los límites de su propio cuerpo.
  • El bebé se siente amado y mimado, fortaleciendo su autoestima.
  • Le ayuda a liberar las tensiones, tanto físicas como emocionales.
  • Facilita la expresión de sus sentimientos ofreciéndole soporte y contención.

 

Beneficios para mamá o papá:

  • Los masajes brindan una muy buena forma de comunicarse con el bebé, ayudando a identificar y poder responder a los mensajes no verbales del bebé, estimulando una comunicación entre ambos.
  • Refuerza el instinto y la intuición, tan importantes para los padres en la crianza de un nuevo bebé.
  • Ayuda a los confusos e inseguros padres – en especial si son primerizos – a sentirse confiados de su desempeño maternal o paternal.
  • Es un momento dedicado y centrado en el hijo, que es de mucho gozo.
  • Ayuda a compensar las largas ausencias de los progenitores, cuando ya se han reincorporado a sus tareas laborales.
  • Los masajes no sólo son relajantes para el bebé, sino que quien da los masajes también se relaja y libera tensiones.
  • El momento del masaje constituye un espacio y un tiempo muy positivo para disfrutar juntos.
  • Practicar los masajes con regularidad, desarrolla las habilidades para ayudar a sus hijos en el futuro.
  • Los masajes también colabora con la consolidación de lazos familiares, haciendo más sólidos los vínculos positivos.

Existen diversas técnicas de masajes para bebés, siendo los más conocidos los de Shantala, de origen indio. Sin embargo, cualquier técnica que resulte cómoda a los padres será buena.

Existe diversa bibliografía como también material en la web, incluyendo videos, que puede proporcionar algunas técnicas fáciles que no sean dañinas para el niño, y que los papás pueden aprender fácilmente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*