¿Qué hace a un buen filme?

Al ver un filme se produce una repercusión en los espectadores, afloran emociones que les permiten identificarse. Aman, lloran, se alegran, se enojan, experimentan todo tipo de emociones. Al ver un buen filme se explora una especie de liberación, de catarsis a través de los personajes.

Pero esta identificación no siempre sucede y en esas ocasiones dejamos el filme a los pocos minutos de comenzar. O en otros casos, luego de varios minutos de rodaje esperando que el filme nos atrape, desistimos al no producirse lo esperado.

Pero se han preguntado ¿qué es lo que hace que un filme nos abstraiga? . O ¿qué tienen en común ese tipo de filmes? que por el interés que despiertan los consideramos un buen filme. La respuesta más escuchada es: el argumento, es decir la historia que se cuenta.

 

¿Qué hace a un buen filme?

Ahora ¿cuál es la opinión de los realizadores de cine al respecto? . Tomando a dos de los directores que han causado mayor repercusión en el cine, podemos responder a la pregunta desde su visión. Ya que ellos, antes de ser directores de cine fueron espectadores. En ambos casos se han hecho esta pegunta y la han respondido analizando sus filmes predilectos.

Por un lado, tenemos la opinión de Scorsese sobre qué hace a un buen filme. Responde a esto acudiendo a su experiencia con los filmes del director Elia Kazan. Se preguntaba qué era lo que convertía en una necesidad el volver a ver los filmes del director. Encontró que la respuesta era las emociones que experimentaba en ciertos pasajes del filme.

Y atribuye esas repercusiones al uso de la cámara y otros recursos. Toma como ejemplo para graficarlo un filme de Arthur Penn del año 1967, Bonnie and Clyde. Dice recordar una escena como un primer plano, sin embargo, al volver a ver el filme descubre que se trataba de un plano intermedio. Y explica que ese efecto fue debido a los efectos de sonido, el montaje y la posición del arma en la escena. Es decir, que la manera en que se organiza la escena técnicamente es importante para contar la historia y generar repercusiones en los espectadores.

Otro de los puntos que Scorsese toma como válidos para contar una historia de manera interesante, es la utilización de la voz en off. Él considera que ayuda a conocer al personaje y sus emociones. Los movimientos de cámara son otro punto que el director resalta. Nombra como ejemplo a Fellini y las producciones musicales norteamericanas.
Por otra parte, Scorsese habla de contar historias no lineales. Es decir, que haya historias alrededor de la principal. Historias paralelas que se relacionan entre sí de alguna manera. Todo eso conjugado hace posible un buen filme.

Tarantino es otro de los directores que se expresa acerca de qué es lo que hace a un buen filme. Sostiene que lo principal es la manera como se cuenta la historia. En esto contempla, tanto recursos narrativos como técnicos.
Coincide con Scorsese en no utilizar la narrativa lineal para contar una historia.

Considera más interesante el hacerlo de una manera desordenada con idas y vueltas a los sucesos previos o posteriores. Aquí entra en juego el flashback, utilizado para conocer en profundidad a un personaje o los sucesos anteriores a lo que se está contando.

Como vemos tanto Tarantino como Scorsese coinciden en que lo que hace atrapante a un filme es la manera en que se cuenta la historia. Conjugando los recursos fílmicos y narrativos.

Acerca de Romina Pichiñan 133 Articles
Nací en la ciudad de Viedma donde el río acompaña a la ciudad y el mar acoge a sus habitantes a pocos kilómetros. Desde muy pequeña tuve un gran interés por la lectura y la escritura, todo comenzó con un libro de Charlotte Brontë, Jane Eyre, que me regaló mi abuela. Desde hace dos años decidí darle formalidad a mi pasión y comencé a estudiar el Profesorado en Letras. Asimismo, estudié inglés durante mi adolescencia. Actualmente, escribo para distintos blogs sobre diversas temáticas que me apasionan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*