Qué es el síndrome de Salomon en psicología

Así se denomina a una patología descripta por el psicólogo estadounidense Solomon Asch, que encierra dos grandes conflictos de los seres humanos: la envidia y el miedo a sobresalir entre los demás. En realidad este último tiene que ver con un miedo aún mayor, que es el de no ser aceptado o ser rechazado.

Asch logró adquirir estos conocimientos a raíz de un experimento social que llevó adelante con 123 jóvenes que se sometieron a realizar una prueba de visión. El experimento sobre la conducta humana era muy simple, en una situación escolar de reunió a 7 alumnos que estaban al tanto de los objetivos del estudio. A ese grupo luego se agregó un octavo participante que no tenía dicho conocimiento. El psicólogo simulando ser un oculista les mostraba tres líneas verticales de diferentes longitudes dibujadas frente a una cuarta línea. De izquierda a derecha, la primera y la cuarta medían lo mismo.

 

Qué es el síndrome de Salomon en psicología

Entonces el psicologo les pedía que dijesen en voz alta cuál de entre las tres líneas verticales era igual a la otra dibujada justo al lado. Lo organizaba  de manera tal que el  octavo alumno siempre respondiera en último lugar, habiendo escuchado la opinión del resto de compañeros. Los otros siete alumnos enterados del experimento, siempre daban la misma respuesta incorrecta, uno o dos daban otra respuesta errónea para despistar. Ese ejercicio se repitió 18 veces por cada uno de los 123 voluntarios.

Como resultado se obtuvo que solo el 25%  de los participantes mantuvo su opinión todas las veces que les preguntaron. Los demás se dejaron influenciar al menos en una ocasión por la visión de los demás. Los alumnos que no sabían que estaban participando de un experimento respondieron incorrectamente más de un tercio de las veces para no ir en contra de la mayoría.

Una vez finalizada la experiencia, los alumnos voluntarios reconocieron que distinguían perfectamente qué línea era la correcta, pero que no lo habían expresado en voz alta por temor a equivocarse, al ridículo o  a ser disonante con el grupo.

La contundente conclusión es que estamos mucho más condicionados de lo que creemos, y para muchas personas la presión social sigue siendo un obstáculo importante. Solomon Asch  admitió que se equivocaba al señalar que los seres humanos somos libres para decidir nuestro propio camino en la vida.

Entonces, se dice que padecemos el síndrome de Solomon cuando tomamos decisiones o  comportamientos para evitar sobresalir, destacar o brillar en  un grupo social. Esto también se da cuando boicoteamos nuestros propios proyectos para no salir de los cánones que marca la mayoría.

Es decir se ha comprobado a través de este y muchos otros estudios que, de manera inconsciente muchos tememos llamar la atención de manera excesiva o incluso triunfar por miedo a que nuestras virtudes y logros ofendan  a los demás. Esta puede ser una de las explicaciones del miedo que las personas suelen tener de hablar en público, ya que por unos instantes se convierten en el centro de atención de un público y quedan expuestos y vulnerables.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*