Qué es el fileteado porteño

Se trata de un arte decorativo muy popular nacido a principios del siglo XX en la ciudad de Buenos Aires. Incluso ya tiene una fecha conmemorativa, el 14 de septiembre en recuerdo de la primera exposición de filete porteño que se realizó en Buenos Aires en la Galería Wildenstein.

El origen de este arte tan característico de esta región del mundo, se debe a las fábricas de carros en las que los primeros pintores crearon este estilo único. La historia del mismo es solo en base  a los testimonios de los maestros de este oficio.

 

Qué es el fileteado porteño

Por empezar no hay una fecha exacta que indique el inicio de esta práctica tampoco el nombre del primer artista. Sin embargo, los datos recabados revelan que fueron tres inmigrantes italianos los que desarrollaron el fileteado: Cecilio Pascarella, Vicente Brunetti y Salvador Venturo.

Los primeros en continuar esa obra fueron sus propios hijos, según sus propios testimonios en principio se quiso dar un color fuerte sobre el gris que tenían los carros porteños, luego se fueron incorporando el resto de los motivos: flores, volutas, hojas de acanto, cintas argentinas, bolitas y líneas muy estilizadas . Las mismas se iban combinando con escenas y frases.

Los colores fuertes y los contrastes generan una sensación de volumen en el fileteado, que también se caracteriza por la sobrecarga de espacios, la simetría y el concepto de cada uno de los símbolos. El material que empleaban era esmalte sintético, que resiste al tiempo y  a la intemperie, ya que se utilizaba en transporte que circulaba por la ciudad.

En esa época predominaba un estilo llamado gruttesco o también neoclásico que se podía ver en la herrería, en los frentes arquitectónicos, en los vidrios decorativos y esto influyó notablemente en el arte del fileteado. Hubo también una influencia de los letristas franceses que los fileteadores intentaban imitar. Los temas por su parte eran sobre ídolos populares, paisajes campestres, frases populares, etc.

Por otro lado, el fileteado no era solo un elemento decorativo , sino que era una manifestación  de los valores socioculturales del Buenos Aires de la época.

Así fue pasando de los carros, a los camiones y a los colectivos, sin embargo en su época no fue considerado un arte en sí mismo. Prueba de ello, es que recién en 1970 se realizó la primera exposición  sobre esta disciplina.

En el año 1975, a través de una ley nacional se prohibió el uso del fileteado en los colectivos de la ciudad de Buenos Aires. Desde ese momento quienes se dedicaban a este arte comenzaron a hacerlo en carteles, vitrinas y diversos objetos.

Ùltimamente se comenzó a revalorizar esta expresión artística y a convertirse en un emblema de Buenos Aires y de la Argentina hacia el mundo, constituyendo un producto cultural de fuerte identidad local. Además se ha extendido hacia otras expresiones como  el diseño gráfico, la publicidad, indumentaria, tatuajes y hasta el bodypaiting.

Cabe señalar que la palabra fileteado, y filetear deriva de decorar con filetes, o líneas finas, lo que fue justamente el inicio de este llamativo arte gráfico.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*