¿El microondas elimina los nutrientes de tu comida?

No podemos negar lo conveniente que resulta el horno de microondas. Pero, ¿cual es el precio por ésta conveniencia? Los microondas han sido acusados de causar cáncer y eliminar los nutrientes de los alimentos. A continuación develamos si esto es verdad o mentira.

 

¿El microondas elimina los nutrientes de tu comida?

Los microondas son alimentados por un magnetrón, es decir un mecanismo que convierte la energía eléctrica en energía de onda corta. Su sistema se dirige selectivamente a las moléculas de agua de la comida, causando que vibren y liberen calor rápidamente. En este punto resulta interesante comentar cómo se inventó el horno de microondas: Durante 1946, el ingeniero e inventor estadounidense Percy Spencer (1894- 1970) realizaba las últimas pruebas con un radar llamado Magnetron, cuya función era localizar remotamente tanques y maquinaria de guerra.

En uno de los experimentos, Spencer accidentalmente se interpuso por unos instantes en la señal del aparato; más tarde hurgó en su bolsillo por una barra de chocolate que ahí guardaba, y halló que el dulce estaba completamente derretido. Para comprobar que eso no se debió a su calor corporal, colocó maíz y huevos frente al radar encendido: los alimentos se cocieron luego de unos minutos. A partir de ese descubrimiento, el ingeniero fabricó, bajo la patente de la marca Raytheon Company, el primer horno de microondas, bautizado como 1161 Radarange.

La ventas de este dispositivo -costoso y de gran tamaño- se limitaron a instalaciones militares y restaurantes, hasta que en 1967 se hicieron los primeros modelos para uso doméstico.

Ahora regresando a nuestro tema en cuestión, es importante saber que casi todos los métodos que calientan la comida destruyen sus nutrientes y cada técnica altera el sabor y contenido nutricional a su manera. Tres factores básicos influyen: tiempo, temperatura y niveles de humedad. Así que, ¿de dónde proviene la idea de que los microondas eliminan los nutrientes de los alimentos?

Un estudio citado frecuentemente, publicado en el diario Science of Food and Agriculture, demostró que la mayoría de los nutrientes del brócoli se perdían debido a este aparato. Sin embargo, los investigadores no sólo calentaron el vegetal, sino también agregaron agua a la mezcla, lo que empobreció el contenido nutricional del alimento.

Más evidencia respecto a la muerte de nutrientes implicando el uso de agua viene de otro estudio que observó el efecto de distintos métodos de cocción en 20 verduras diferentes en términos de su capacidad antioxidante. El hallazgo demostró que hervir y cocinar a presión deriva en una mayor pérdida, mientras que métodos en seco – como el microondas u hornear – retenían más nutrientes.

A pesar de que existe poca evidencia que demuestre que el microondas elimina los nutrientes en los alimentos, existen datos que sugieren elimina el sabor, principalmente debido a que es difícil obtener algo crujiente en un horno de microondas.

Aunque los microondas han sido estigmatizados, también son muy utilizados. Han hecho un gran impacto en la sociedad debido a su practicidad, pero también resultan responsables de comidas blandas. Dejaremos que ustedes decidan si es un intercambio justo. Pero una cosa resulta clara: no existe evidencia de que eliminen los nutrientes en los alimentos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*