La ciencia explica cómo hacemos para confiar en nuestra pareja

La ciencia explica cómo hacemos para confiar en nuestra pareja

La ciencia explica cómo hacemos para confiar en nuestra pareja

La ciencia explica cómo hacemos para confiar en nuestra pareja. Relaciones y pareja.

 

Salvo aquellas personas que padecen de celos intensos y hasta enfermizos, la mayoría de las personas logran sostener una relación de pareja de larga data en base a la confianza. Esto es, creyendo firmemente que nuestra pareja sería incapaz de engañarnos, aunque las estadísticas señalan que muchos estaríamos equivocados. Veamos la explicación científica de la confianza en la pareja.

Las estadísticas son crudas: un 57 % de hombres y un 54 % de mujeres admite haber sido infiel en algún momento durante sus actuales relaciones de pareja. Es decir, más de la mitad de las personas. Pero a pesar de ello, la mayoría piensa que no será su caso, y que la infidelidad es algo que sufren otros.

Esto se debe a una postura muy habitual en las personas, de creer que se está por arriba de la media y, en este caso en particular, que nuestra relación es mejor que el resto y por eso estamos a salvo de que nos sean infieles.

Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Calgary y el Hospital McMaster, encontró que una persona en pareja tiende a pensar que su compañero no es capaz de serle infiel, en comparación a otros hombres o mujeres.

Se interrogó para ello a 200 estudiantes universitarios involucrados en una relación heterosexual durante al menos 3 meses, que respondieron un cuestionario sobre estos temas.

Los respondientes consideraron que existe un 42 % de posibilidades que una persona del sexo opuesto de otra pareja engañe (o haya engañado) a su pareja en algún momento. Sin embargo, en cuanto a sus parejas, reportaron que existía un 5 % de posibilidades de que su pareja haya engañado y un 8 % de que los engañe en un futuro, aunque el 9 % de los participantes confesó haber engañado a sus parejas.

Otro trabajo dado a conocer en la revista Journal of Psychology & Human Sexuality abordó el tema de las expectativas de las parejas ante una relación estable. La teoría es que creemos que conocemos a nuestra pareja mucho mejor de lo que en realidad la conocemos, incluso luego de muchos años en pareja.

Esta suerte de “autoengaño” nos puede llevar a pensar que nuestra pareja es realmente feliz mientras que en realidad se siente frustrada. En general, no parece haber una comunicación directa en lo que refiere a la infidelidad en la pareja.

La explicación es que el ser humano – quizá a modo de defensa psicológica – se convence de la imposibilidad de que lo malo lo alcance, aunque quizá lo más sensato sea pensar que no estamos exentos y entonces, trabajar para que eso no suceda de manera activa y comprometida.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*