Más escritores en quienes habitaban demonios y locura (Parte 2 )



Si se continúa haciendo un  recorrido por la literatura mundial de todos los tiempos, se han de encontrar más escritores muy talentosos por cierto, cuyas obras han sido y son hoy muy vendidas y pasan de generación en generación, y que lamentablemente acabaron sus vida de manera trágica.

La tan famosa Virginia Wolf quien escribió una serie de ensayos, siempre destinados a la condición de las mujeres y que supo construirse una personalidad muy particular destacándose en las letras en muchísimos países, sufrió con los años un trastorno mental grave, por el cual debía ser internada en reiteradas veces en un neuropsiquiátrico hasta que finamente de manera misteriosa como misteriosa fue su vida, desapareció viviendo en su casa que tenía en las afueras, en el campo.

Maupasasant el famoso escritor francés quien nos deleitó con sus novelas y estupendos cuentos, pues todo lo abandonó por la escritura, su gran pasión, sufrió y padeció de manera muy severa durante toda su vida de muy fuertes trastornos nerviosos  y psicológicos que lo llevaron  a quitarse la vida luego de haber sido internado en un neuropsiquiátrico y tras haber tenido su primer éxito con Bola de Sebo.

Sylvia Plath, otra admirable escritora estadounidense, brillante y única, con una vida colmada de estudios, becas y lazos muy importantes como una larga trayectoria  en la literatura, también acabó con su vida a tan sólo 30 años de edad. Y fue larga su trayectoria porque muchas obras escribió en tan corta edad, y fue mucho el reconocimiento de su público tan asiduo.

El tan famoso escritor Horacio Quiroga quien amaba a la querida Alfonsina Storni, tras cargar con un asesinato a cuestas y habiendo partido a Misiones ,se quitó la vidas sin  más, como también fue el caso del escritor El Marqués de Sade que con sus obras dio la vuelta al mundo, y que en épocas de la Revolución Francesa fue hospitalizado en un nosocomio a raíz de sus problemáticas mentales graves ,y que aun así siguió escribiendo tal vez las más famosas obras de su vida, hasta que así entre libros, pluma y locura termina muriendo en la más completa soledad.

También los demonios albergaron el alma del escrito Jorge Cuestas, poeta por excelencia quien además de escribir,  buscaba formulas químicas pero fue la muerte quien primero lo encontró cuando teniendo tan sólo 38 años decidió quitarse la vida. Poco antes Cuestas había escrito: “La locura es un pacer que sólo el loco conoce” Y esto  es muy cierto. ¿Quién puede juzgar a estos grandes de las letras que terminaron sus vidas de forma tan trágica? ¿Quién puede saber que es sentirse y estar loco sino ellos?

Y finalmente, cabe recordar al famoso autor de “El viejo y el mar”, Ernest Hemingway que tras haber escrito una gran cantidad de cuentos apasionantes y siendo un hombre más bien aventurero, ya al final de su vida, hastiado, cansado y muy enfermo decide terminar con su vida suicidándose como lo hiciese hecho alguno de sus tantos personajes. Es así que escritores de todo el mundo han pasado vidas muy triste, conmovedoras y endemoniadas con un toque de locura, y todos ellos si no han terminado en el abandono y pobreza total, sí acabaron muriendo por voluntad propia o muy enfermos. Cada hombre y más aun un escritor, lleva dentro de sí su propia historia de vida.

Acerca de Lilia Canosa 79 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*