La droga más peligrosa del mundo: “El Aliento del Diablo”



aliento de diablo
aliento de diablo

En las calles del crimen organizado de Colombia existen ciertas historias (que hasta se podrían catalogar como “mitos urbanos”) que cuentan los horrores que rodean a una droga local, una de las más poderosas y aterradoras del mundo, apodada “el aliento del diablo”.

El nombre real del medicamento es escopolamina. Se trata de un fármaco anticolinérgico derivado de una serie de árboles nativos de América del Sur. Aclamado en un documental del año 2013 realizado por la publicación “Vice” como “la droga más aterradora del mundo, escopolamina es conocida por activar a su usuario (o víctima) en un zombi dócil dispuesto a hacer exactamente lo que quiere su autor”.

En un intento de aprender más acerca de la droga bajo tierra misteriosa, el aclamado unperiodista voló hacia Sudamérica para entrevistar a aquellos que se ocupan de la droga, así como también a aquellos que han sido víctimas de ella.

Un traficante de drogas de la capital Bogotá afirmaba que la parte más aterrador de la droga es su sencilla forma de administración, de cómo el fármaco es incoloro, inodoro y soplado en el rostro de sus víctimas, entrando en efecto de forma casi instantánea.

La escopolamina tiene una notable capacidad para limpiar la memoria de sus víctimas, por lo que al día siguiente no hay recolección sobre lo ocurrido mientras estaba bajo la influencia del fármaco. Así, historias de éste tinte proliferan en toda Colombia, con personas que están siendo abusadas, a las que se las roba de todos sus ahorro, o que incluso llegan a “renunciar” de modo voluntario a alguno de sus órgano vitales.

Esto hace que la escopolamina sea un arma eficaz para los narcotraficantes, ladrones y hasta las prostitutas, como se muestra en corto documental de Vice.

Aliento de Diablo
Aliento de Diablo

“Salen de fiesta y luego se despiertan dos o tres días más tarde en un banco de algún párque”, dice una enfermera de Bogotá, el cual recibe a varias víctimas de la escopolamina cada semana. “Llegan aquí sin sus pertenencias o su dinero”.

El año pasado, la policía colombiana informó de cerca de mil doscientos casos de personas víctimas de delincuentes que utilizan la escopolamina y otros de los llamados “medicamentos zombies”. Las víctimas van desde prominentes políticos a empleados de la Embajada de Estados Unidos hasta colombianos promedio. Quizás el número de casos están relacionados con la disponibilidad del fármaco, cuya metabolitos se pueden encontrar en una serie de plantas, incluyendo estramonio o las trompetas de ángel.

La escopolamina es un antagonista muscarínico que actúa bloqueando el neurotransmisor acetilcolina, lo que resulta en la depresión del sistema nervioso central. Los pocos usos médicos incluyen tratamiento de la enfermedad de movimiento así como el tratamiento de los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Incluso la CIA ha sido acusada de utilizar escopolamina en programas para ingeniería conductual de la década de 1960, de acuerdo con un libro renombrado. Realmente es el aliento mismo de satanás.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*