Características y diferencias entre la Mitología Griega y Romana



mitologia griega
mitologia griega

¿Quién no se ha sentido atrapado por la mitología ya sea griega o romana?  ¿Quién no trasmite su existencia a los niños? Claro que hay que saber que entre ambas mitologías existen por cierto, muchas semejanzas pero a su vez claras diferencias que también debemos conocer.

Una de las diferencias claves radica en los dioses que no son unos iguales a los otros, puesto que los pueblos tampoco lo son. Tengamos en cuenta que la mitología griega nace muchísimo antes que la romana y que ésta ultima luego se vio  sometida en cuanto a política se refiere, a los griegos y fue allí en donde fueron adoptando costumbres, hábitos como diversos ideales.

Claro que los romanos sabiendo que no eran originales en este sentido, buscaron algo de particularidad y allí fue cuando comenzaron a cambiar los nombres de los dioses griegos. Y no sólo le adjudicaron nombres romanos, sino que además modificaron el significado de cada dios, excepto el de Apolo que fue el único que quedó idéntico.

Para identificar mejor a cada mitología, la llamada griega es la que abarca el renacimiento de diferentes religiones cuyos reinos  procedían de Micenas, Creta y Troya siendo famosos en las narraciones  Hesíodo y Homero quienes han recopilado todo el material existente y el que ya tenían en mano.

Esta mitología se fue extendiendo y surgieron nuevos dioses muy conocidos por cierto hasta que con el nacimiento de la mitología romana se forma una suerte de simbiosis, y allí se fue trastocando el veredero sentido tanto cultural como religioso, pues los romanos se encargaron de transformar los símbolos que ya habían establecido los griegos y le fueron atribuyendo nuevos significados.

La mitología romana, se sabe hoy luego de mucho estudiarla, que se acerca más a la metafísica y a las deidades, exclusivamente, a las cuales hacen partícipes de su vida diaria.

Otra de las diferencias entre ambas mitologías son los nombres que se le asignaron a los planetas que hoy conocemos y que para griegos y romanos no tenían el mimos significado. Fueron los nombres la gran diferencia que existió desde el comienzo de la mitología romana,  puesto que la misma se encargó de dar todo un significado diferente como una atribución completamente distinta a los dioses de la que ya le habían dado los griegos.

Cada mitología tenía en realidad  y adoraba a los mismos dioses pero cada una los interpretaba y se los imaginaba a su manea.

Y estos hechos no son raros ni extraños de notar en ambas mitologías puesto que esta palabra proviene justamente de mito, y éste a su vez es una representación o un fenómeno de tipo cultural que siempre va  a hacer enfocado y visto desde muchos ángulos y puntos de vista.

De allí, que las narraciones mitológicas también estén basadas en suposiciones puesto que en concreto  no existe más que la propia cultura. Los mitos claro acarrean costumbres, lenguajes, costumbres, formas y ritos que en ambas mitologías se fueron modificando y adaptando de acurdo a lo que cada una buscaba en un dios, una deidad, un símbolo, etc., y cómo formaban parte de la vida cotidiana y qué rol jugaban en ella apara cada una.

El tema de la mitología que es muy interesante, también cuenta con mucha historia y por ende tiene “mucha tela para cortar” pero esperamos que quede en claro que si bien amabas son maravillosas, la romana fue la que más le quitó a la griega al momento de nacer, y así se fue construyendo a su manera.

Acerca de Lilia Canosa 79 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*