Retomar la vida sexual después de una separación

Para las personas que atravesaron una separación, existe un momento que puede generar muchas incertidumbres y hasta algo de temor, es el momento de retomar la vida sexual con una nueva pareja. Especialmente si se viene de una relación de muchos años, el encuentro íntimo con un nuevo compañero o compañera puede ser anticipado con mucha ansiedad y también expectativas, por ello veamos algunas cuestiones a tener en cuenta.

Volver a creer en el amor y tener ganas de revincularse con otra persona en una relación de pareja – más allá del grado de compromiso que se esté dispuesto a asumir – es un paso importante, más difícil de tomar cuanto más larga ha sido la relación anterior. Y la relación física, implica tantas dimensiones diferentes que es mucho lo que se teje alrededor del momento del primer encuentro sexual después de convivir con alguien muchos años.

Sin embargo, las situaciones pueden ser muy diferentes según la edad que se tenga en el momento de la separación y si se considera positiva la experiencia previa de pareja, también si uno o ambos tienen hijos.

En cualquier caso, la premisa básica es no hacer lo que no se tiene ganas, y en todo caso, tener la autoestima suficiente para afrontar ese costo, lo cual significa que si la otra persona no desea esperar nuestros tiempos, dejarla ir. No es un proceso fácil el de reencontrarse con uno mismo y determinar qué era nuestro y qué era del otro, qué nos pasa, qué sentimos. Para no generar relaciones dependientes, se debe poder disfrutar de la soledad.

Existirán momentos donde uno está solo a pesar de las salidas con amigos y momentos familiares, es necesario hacer un duelo. El duelo es una instancia que necesitamos superar y que puede durar un año o un año y medio. Se puede recurrir a terapia para transitarlo, y además se recomienda sociabilizar en esa instancia.

Lo ideal, al menos para ese primer encuentro, es generar un vínculo de confianza con la otra persona, donde poder estar relajados y disfrutar del encuentro. El sexo deberá ser una consecuencia natural de los encuentros, lo ideal es que se llegue a ese momento escalonadamente, disfrutando de esa instancia previa de juegos de seducción.

Es necesario contar con lo necesario para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual y también, para evitar embarazos no deseados.

En un clima distendido, es necesario dialogar con la otra persona para respetar los propios límites en cuanto a lo que cada uno está dispuesto a hacer, hasta dónde se quiere llegar en el primer encuentro. No es buena idea ceder ante exigencias que nos pueden hacer sentir incómodos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*