¿Quiénes son las personas PAS?

Las PAS, personas altamente sensibles  conforman un 20% aproximado de la población. Pero ¿A quiénes nos referimos? Son personas con una alta percepción de los sentidos, por ejemplo les molestan los ruidos, los olores o las luces.  También son quienes reaccionan  de manera intensa en determinadas situaciones, por esa razón suelen buscar refugio en la soledad, en la lectura, en una caminata.

Incluso pueden sentirse incomprendidos por los demás y sin lugar en este mundo. Lo cierto es que ser hipersensible no es un don ni tampoco un castigo divino, simplemente se trata de una forma de ser particular que se caracteriza por reaccionar de manera más intensa a los estímulos.

Estos rasgos de personalidad son  relativamente comunes ya que una de cada cinco personas los posee. Sin embargo, siguen siendo considerados  una minoría aunque se esté tomando más conciencia de estas características de algunas personas.

Ciertos signos son comunes en las PAS, son por lo general introvertidos, conscientes de que el entorno les resulta más difícil que a las demás personas y les pueden llegar a molestar situaciones, objetos e incluso personas que para los demás pasan desapercibidos. Lo que más les afecta a estas personas es percibir el comportamiento habitual de la gente, a quienes ven como mujeres y hombres carentes de sensibilidad, superficiales e indiferentes.

A pesar de que buscan refugiarse en la soledad, sienten una gran empatía y conexión con los demás debido a su gran intuición. Su sensibilidad se despierta ante cualquier cambio, ya sea hablar en público, sentirse observados, el caos, el desorden, etc. Estas personas hipersensibles son afectadas por todo lo que a los demás les parece  insignificante.

 

Algunas características de las PAS son:

  • Reaccionan de forma excesiva a los estímulos: a las PAS les suelen molestar los estímulos del medio más que a los demás, por ejemplo las luces brillantes, el desorden, un tono de voz más alto de lo normal, un olor desagradable, entre otras cosas.
  • Se sienten incomprendidos por los demás: como ellos son muy sensibles muchas veces no entienden cómo las demás personas no reaccionan de la misma manera que ellos y consideran dichas actitudes como superficiales o indiferentes. Las diferencias de sensibilidad los lleva a pensar que pueden ser raros o sentirse solos e incomprendidos. Esto lo sienten sobre todo en círculos de personas muy extrovertidas, que contienen sus emociones y poseen mucha firmeza.
  • Son muy empáticos: las PAS también son muy receptivas ante los sentimientos de los demás, son empáticos ante los problemas de los demás e incluso hasta de personas que no conocen. Esto a veces los lleva a sufrir y preocuparse mucho más de los habitual por problemas que no les afecta directamente. Pueden reaccionar ante el dolor ajeno y la injusticia, llegando a sentirlo en carne propia.
  • Viven a un ritmo más lento que los demás:  como si el mundo girara más rápido a su alrededor. Estas personas tienen su propio  ritmo y no se dejan contagiar por el ritmo frenético de los demás.
  • Por otro lado también les resulta más difícil tomar decisiones, tienen una intuición más aguda, disfrutan de la soledad, son más sensibles a las críticas, entre otras características.

Lo importante para estas personas es que sean conscientes de sus características, sepan dar lo mejor de  sí mismas, que puedan centrarse en las características positivas de los demás, que adecuen sus expectativas, disminuyan sus exigencias, que le den el lugar justo a los roces cotidianos. Para quienes se relacionan con estas personas deben saber ponerse en su lugar, respetar su forma de ver y enfrentar la vida, entendiendo que las PAS tienen otra manera de afrontarla.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*