Nuevas oficinas centrales de Google en Mountain View

Al sacar un as que tuvo escondido durante años, Google ha encontrado otra manera de construir el campus utópico en doseles que llamó la atención del mundo – pero que luego fue vetado por la ciudad – a principios de este año.

El gigante motor de búsqueda presentó el viernes los planos ante el Mountain View City Hall para un edificio en forma de cúpula traslúcida que se elevaría varias plantas cerca de la sede actual de la compañía, al noreste de la carretera 101, en una parcela de propiedad que no era parte de su propuesta original.

 

Nuevas oficinas centrales de Google en Mountain View

A pesar de que a principios de este mes Google sufrió lo que su director inmobiliario describió como un «golpe importante» cuando el City Hall (Ayuntamiento) rechazó la mayor parte de su ambiciosa expansión del campus, pero un cálculo político oculto de la compañía incluía otro plan.

Obligado a elegir entre varios desarrolladores que compiten por una cantidad limitada de espacio, la ciudad le dio la mayor parte de los metros cuadrados a LinkedIn, permitiéndole a Google proceder con sólo uno de los cuatro sitios donde había propuesto construir una vasta red de estructuras a modo de tiendas de campaña, unidas por vías verdes.

Sin embargo, Google ya tenía los derechos de construcción para un quinto sitio con vistas a Charleston Park, justo al este de la actual Googleplex, después del presentarle a la ciudad los planos de la oficina de la propiedad hace casi una década.

La ciudad posee la propiedad vacante – conocida como Charleston East – en Charleston Road y North Shoreline Boulevard y se la arrienda a Google. Los nuevos planos cuentan con los mismos diseños futuristas de los arquitectos europeos Bjarke Ingels y Thomas Heatherwick, que formaban parte del plano más amplio debatido por la ciudad este año.

La presentación de Google tampoco fue una sorpresa para el concejal Mike Kasperzak, quien indicó el viernes que el hecho de que Google tuviera esta propiedad bajo su largo pesaba sobre su voto el pasado 5 de mayo para darle más espacio a LinkedIn. «Siempre fue interesante para mí que sus planes nunca mostraron nada allí, sólo mostraban un campo grande.»

Un camino natural de acceso público atravesaría la cúpula gigante, que conecta a los peatones y a los ciclistas que viajan desde Charleston Park hasta una pequeña plaza con tiendas y quioscos de pop-up o más al este hacia las áreas de la bahía.

Por debajo de los toldos habría espacios a modo de aldea de trabajo para los empleados de Google en las cubiertas modulares que se pueden mover, de acuerdo con los nuevos dibujos, que se asemejan a lo que Google tenía en mente para sus otros cuatro sitios.

La propiedad también tendría su propio sistema de servicios públicos autosuficientes: una planta de tratamiento de agua y generadores de energía y calor ecológicos. De casi 600,000 pies cuadrados, el edificio sigue siendo ligeramente más pequeño que el de Landings Drive que Mountain View dejó continuar a principios de mayo.

Pero es lo suficientemente grande y se sienta en un lugar clave muy transitado, de tal manera que podría llegar a ser la firma de los edificios orientados a la naturaleza que Google espera que defina su presencia en Silicon Valley. También podría ser el primero en ser construido, ya que es el que más avanzado se encuentra con respecto a permisos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*