Locos del siglo XXI. Cómo viven quienes tratan de hacerlo fuera del sistema

Locos del siglo XXI. Cómo viven quienes tratan de hacerlo fuera del sistema

Cómo viven quienes tratan de hacerlo fuera del sistema

Locos del siglo XXI. Cómo viven quienes tratan de hacerlo fuera del sistema

 

Vivir fuera del sistema en el s XXI, una utopía que puede hacerse realidad. Cada vez es mayor el número de personas que eligen vivir de otras maneras, diferentes a las que les propone el sistema económico mundial. Así por ejemplo, hace poco tiempo se dio a conocer en los medios que un ingeniero argentino fundó una comunidad, cerca de Capilla del Monte, Córdoba, para vivir “fuera de la matrix”. Allí en el monte Wallala su familia, junto a unas 50 más, construyen sus casas con materiales nobles como adobe, madera y piedra del lugar. La energía es provista por paneles solares, los baños son ecológicos y el agua se obtiene a través de un molino. Wallala, que se refiere a un mítico paraíso en la mitología nórdica, es una alternativa de vida. La gente que opta por ir  a este lugar, busca el silencio, la espiritualidad y el contacto con la naturaleza como una manera de dejar atrás la vida convencional.

Pero no solo en  nuestro país se dan estos casos,  a nivel mundial existe cada vez un mayor número de personas que deciden vivir sin dinero, del que se sienten esclavos. No se trata de personas sin techo ni de ermitaños, en estos casos. Entienden que el dinero está atrás de los grandes males que acechan a nuestra sociedad (desde la corrupción hasta la codicia o la envidia), nos anula como individuos y vivimos por y para él. ¿Cómo hacen para subsistir? Lo hacen a través de bancos de tiempo, de trueque de bienes y servicios, monedas sociales o del trabajo en el campo.

Existen dentro de estos grupos de personas quienes son más radicales que otros. Unos promueven la utilización de una moneda social como por ejemplo “demos” o “social coin”. Otras opciones son los bancos de tiempo o  clubes de trueque, verdaderos salvatajes para crisis como las que vivieron recientemente España o Grecia.

Una de las precursoras de estos movimientos es una profesora alemana de 71 años que hace más de 17 que vive sin dinero, a través del trueque de servicios. Ella sostiene a través de numerosas charlas TED que brinda alrededor del mundo que uno de los errores de nuestra sociedad es separar ocio de trabajo porque la mayoría de las personas hace algo que no le gusta solo para ganar dinero y gastarlo en cosas que no necesita.

Las monedas sociales por otro lado consisten en alternativas a las relaciones económicas actuales y basadas en una economía comunitaria y de apoyo mutuo. Estas monedas alternativas ya están siendo aceptadas por comercios, cooperativas y personas que desean revertir las relaciones económicas, en un paso para cambiar el modelo capitalista actual.

Otras personas reconocidas a nivel mundial han dejado su vida de comodidad y monotonía para lanzarse a experiencias de vida diferentes. Se trata de profesionales jóvenes que sienten una enorme necesidad de dejar todo atrás y vivir de una manera completamente distinta.  Unos eligen ser trotamundos y renunciar hasta a su ciudadanía para ser  stateless (sin estado) y moneyless (sin dinero), otros deciden vivir en el campo en trailers con paneles solares e intercambiar bienes y servicios. Existe ya para ello una plataforma digital que cuenta con más de 50.000 usuarios en lo que se ha dado en llamar freeeconomy.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*