Eficiencia comercial, calidad y creatividad innovadora. Requisitos para nuevos emprendimientos

Eficiencia comercial, calidad y creatividad innovadora. Requisitos para nuevos emprendimientos

Eficiencia comercial, calidad y creatividad innovadora. Requisitos para nuevos emprendimientos

Requisitos para nuevos emprendimientos. Economía y finanzas.

 

El desarrollo de una empresa depende de ciertos factores: la rentabilidad y la calidad del producto en cuestión. La eficiencia en la forma de comercializar un producto debe formar parte de la plataforma estratégica de una empresa. El producto mismo es el nido donde se gestarán las políticas comerciales, es decir que se adaptará el estudio de mercados, publicidad, vehículos de llegada más o menos masiva, a las características del producto que se quiere ofrecer. Si la empresa fabrica jabones o gestiona seguros, esto determinará el tipo de producción, publicidad, administración, etc.

Hasta ahora hablamos de los aspectos netamente comerciales, que deben tenerse en cuenta a la hora de organizar cualquier tipo de empresa. Pero varios de estos aspectos pueden tornarse ineficientes si no están embebidos en un espíritu innovador. Formas, colores, presentación general del producto se tienen en cuenta en primer lugar. También la estética de una campaña publicitaria, estableciendo el tipo de público al que se dirige, es condición  para el éxito.

Por último es necesario destacar cierta condición que suele asegurar excelentes resultados: La Innovación. Es el espíritu que puede llevar a una pequeña empresa a jugar en “las ligas mayores”, mientras que su ausencia, puede llevar al olvido a las más productivas.

El factor sorpresa, estimula cierto rasgo primitivo en las personas, lo que sorprende, atrae, es una ley rigurosa. Es aquí donde los nuevos emprendedores suelen tener su mejor aspectación, porque no están viciados por la ortodoxia de prácticas anteriores. Las viejas empresas libran una gran batalla contra el aburrimiento de su público, pasando por pequeños picos altos y bajos. Establecen reglas de carácter fijo, tanto que la creatividad es vista como un riesgo al que pocas veces quieren acceder, permaneciendo en terreno seguro.

Tanto si se lidera una pequeña o una gran empresa, establecida o reciente; la innovación debe considerarse como condición permanente, necesitamos mantener una ventana abierta para mejorar la oxigenación. Una manera de que la brisa refrescante penetre, es incorporando gente creativa que estimule la competitividad entre los que ya forman parte de la empresa. Cuando se estanca el flujo de ideas, la mediocridad crece como un hongo. Cuando se continúa, neciamente,  con los parámetros, que antes dieran riquísimos frutos, la decadencia nos invadirá rápidamente.

Hasta las empresas multinacionales, tan establecidas, que forman parte de la cultura global, (como la de cierta bebida cola, o tal marca de automotor), derivan gran parte de sus millonarios recursos al departamento creativo. Allí, sus expertos publicistas,  rasguñan las paredes en busca de buenas ideas, que sorprendan, que renueven el entusiasmo. Suele ser suficiente, un cambio en el diseño, una pequeña variación en la fórmula original, para invadir los medios con el “nuevo” producto listo para consumir.

En escala menor, se da el mismo fenómeno, y en caso de pretender instalar en el mercado un producto o servicio de creación personal, consideremos que sólo se logrará llamar la atención, si es considerado una novedad. Asomarse apenas, sobre la gran masa de la competencia comercial, es una epopeya, no solamente por la cantidad de productos semejantes, sino porque el público está relativamente anestesiado, el exceso de estímulos hace que pocas cosas atraigan su atención. El cerebro está preparado para abstraerse cuando supera su cuota de información, así que, lo que no sea llamativo, sorprendente o intrigante, simplemente, no es registrado.

Por esto es imprescindible brindar a la creatividad igual porcentaje de respeto, que a la organización comercial y calidad del producto que se ofrece.

 

Acerca de Estrella Pedroza 152 Articles
He sido artesana y escritora desde que recuerdo, tengo estudios de filosofía y cursos sobre medicinas naturales, reiky, magnetoterapia, dígitopuntura, do in, shiatzu, bioenergía, radiestesia, soy guía de meditación taoísta, instructora de artes marciales con fines terapéuticos, chikung, taichichuan e instructora en técnicas de visualización mental. Sin embargo, lo que en verdad me define es ser una autodidacta apasionada. Las experiencias propias, que valen por siete vidas, y las que me prestan los demás, me sirvieron para formarme una opinión reflexiva, valedera y tal vez, audaz de las cosas. Intento ser un actor consciente en este planeta, ayudar a quien necesite, incluso a mí misma. Trabajo por la salud universal, de todos los seres, porque no encuentro cómo darle mejor sentido a la experiencia de vivir.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*