Investigación: El sentido del olfato es estrictamente personal

Al parecer, el sentido del olfato de una persona puede revelar mucho sobre su identidad. Así lo afirma una nueva prueba que ha desentramado una nueva investigación científica, que puede distinguir las personas en base a su percepción de olores, posiblemente reflejando la composición genética de una persona.

 

Investigación: El sentido del olfato es estrictamente personal

La mayoría de los seres humanos perciben un olor determinado de manera similar. Pero los genes de la maquinaria molecular que los seres humanos usan para detectar olores son un 30% diferente en dos personas, dice el neurocientífico Noam Sobel, del Instituto de Ciencia Weizmann en Rehovot, Israel. Esta variación significa que el sentido del olfato de cada persona es sutilmente diferente. Nadie había desarrollado una forma de probar esta singularidad sensorial, afirma Sobel.

Sobel y sus colegas diseñaron una prueba de olor sensible que ellos llaman la “huella olfativa”. En un experimento, los sujetos de prueba valorados con qué fuerza 28 olores como el clavo o compost acertaron 54 adjetivos tales como “nuez” o “agradable”. Una huella digital olfativa describe las percepciones de olores presentan similitudes, no potencialmente descripciones subjetivas de olor.

Todos los 89 sujetos del estudio tenían huellas olfativas distintas. Los investigadores calcularon que sólo 7 olores y 11 personas podrían haber identificado a cada individuo en el grupo mediante descripción. Con 34 olores, 35 personas describiéndolos, y alrededor de 5 horas de pruebas por persona, con lo que los científicos estiman que podían identificar individualmente a unos 7 mil millones de personas diferentes, más o menos toda la población humana.

Las personas con huellas olfativas similares también mostraron similitud en sus genes para con las proteínas del sistema inmune, vinculados al olor corporal y la elección de pareja. Este hallazgo significa que las personas con huellas olfativas similares probablemente huelen por igual a los demás, dice el autor del estudio, Lavi Secundo, también neurocientífico del Instituto Weizmann.

Se ha demostrado que la gente puede usar el olfato para detectar su similitud genética con los demás y evitar la endogamia. Sobel dice que la huella olfativa algún día podría ser usada para construir redes sociales a base de olores. La prueba también podría convertirse en una herramienta de diagnóstico para las enfermedades que afectan el sentido del olfato, incluyendo la enfermedad de Parkinson, según comentó el científico.

Administrar pruebas de olor puede ser engorroso, por lo que será difícil de usar este tipo de pruebas en la medicina clínica sin contar con la asistencia de dispositivos electrónicos generadores de olores, comentaron los especialistas. Pero el uso de la percepción del olor para identificar marcadores genéticos es un hallasgo interesante, y desde el punto de vista de temas de seguridad, una huella olfativa sería muy difícil de copiar o robar. “Es posible que haya aplicaciones de este descubrimiento que todavía no hemos pensado”.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*