Diferencias que nos acercan: la sexualidad según hombres y mujeres

Para tener buenas relaciones con nuestras respectivas parejas necesitamos conocernos y saber más acerca del otro.

¿En qué nos diferenciamos las mujeres de los hombres?

1- Las mujeres somos afectivas: necesitamos amor, afecto, seguridad emocional. Por esto es que solemos preguntar ¿me amas? y sentir que a cada instante nos demuestren el afecto con palabras, gestos y buenos tratos. En cambio los hombres se mueven por objetivos. Ellos demandan de nosotras admiración, respeto, aprecio y satisfacción sexual.

2- Las mujeres somos multifocales: una mujer puede estar lavando los platos, hablando por teléfono, mirando que el nene haga la tarea y con su pie hamacando el cochecito del bebé. Mientras que los hombres sólo realizan una actividad por vez: el típico chiste ‘no pueden caminar y masticar el chicle a la vez’. Por eso ellos son mono focales: si miran televisión no pienses que conversarán con vos.

3-  La mujer necesita resolver sus problemas ‘hablando’ y mientras más hable más se aclararán sus pensamientos. El hombre al moverse por objetivos, resolverá sus situaciones en silencio, sólo hablará cuando tenga el problema solucionado. Es frecuente que al preguntar a un hombre qué le pasa (ya que lo vemos con cara larga) se obtenga por respuesta un «nada”. Y seguirán respondiendo nada, porque no transmitirán lo que les ocurre hasta que no hayan solucionado el conflicto.

4- A la hora del sexo también somos diferentes:

La mujer es como una plancha: (la enchufás y tarda en calentar)

  • Se excita lentamente a través de besos, caricias, abrazos y el juego sexual. Necesita entre 15 y 20 minutos para la experiencia sexual. La mujer disfruta de caricias no sexuales.
  • Para nosotras es importante “la previa” ya que lo que suceda en la noche será un resultado de todo lo que vivimos durante el día.
  • Necesitamos ser bien tratadas fuera del dormitorio, escuchar palabras de cariño y afecto.
  • Si el hombre piensa que puede maltratar o ser indiferente a la mujer todo el día y querer después una noche de pasión: ¡se equivoca! Necesita preparar a la mujer durante todo el día con halagos, lindas palabras (o mensajitos de texto, llamadas telefónicas, un lindo regalo) para que ella esté lista para disfrutar de esa gran noche.

Dos cosas excitan a las mujeres: contacto físico y las palabras.

  • Las palabras que recibas son claves, es una debilidad en nosotras las mujeres: ‘nos endulzan los oídos y cedemos’.

 

Mientras que el hombre es como una bombita de luz- (tocás la perilla y se encendió)

  • El hombre se excita por lo que ve. Ver a su pareja en ropa interior o semi- desnuda lo encendió automáticamente. Sus genitales están afuera y también su sexualidad (mientras que nosotras tenemos los genitales por dentro). ¡Por eso son como boy scouts: están siempre listos!
  • Él es vulnerable a la estimulación visual a los movimientos táctiles.
  • Los hombres quieren estimulación sexual directa en los genitales e inmediata.

¿Qué tipos de caricia busca el hombre?

  • Caricias firmes y fuertes en los genitales, mientras que las mujeres quieren las caricias en la zona del cuello, las orejas, los pezones y las nalgas, y las de tipo sexual (genitales) las disfruta en el final del juego sexual y antes de la penetración.
  • Mientras más estimulación tenga el hombre más intenso será su orgasmo.
  • La zona más sensible para el hombre es el pene.

Si podemos ‘conocernos más a fondo’ disfrutaremos de una hermosa relación con nuestra pareja. Entender las diferencias que lejos de separarnos nos amalgaman hará que gocemos plenamente y nos relacionemos y comuniquemos mejor.

¡Descubrir nuestras diferencias es lo que nos otorgará plenitud!

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*