Cómo tener tu propio radiador de calor casero con una maceta y una vela

Cómo_tener_tu_propio_radiador_de_calor_casero
Cómo_tener_tu_propio_radiador_de_calor_casero

La temporada de frío ya se avecina en distintas partes del mundo, lo que significa un aumento considerable en el consumo de energía eléctrica por el uso de artefactos como la calefacción. Hoy te enseñaremos un truco muy práctico para calentar diferentes ambientes del hogar con la ayuda de una maceta y una vela.

¿Es posible calentar el ambiente de una habitación únicamente con una maceta y una vela? ¡Claro que sí! Te sorprendería saber todo lo que se puede hacer con una cuota de ingenio y muchas ganas de contribuir a mejorar el medioambiente.

En vez de encender cualquier tipo de calefacción y gastar una fortuna en el consumo de luz, hagamos algo más económico con esta sorprendente idea para calentar tu hogar a diario con la ayuda de una maceta y una vela.

 

Método casero para calentar el hogar

No solo es un método casero, es uno de los métodos más originales que hemos encontrado hasta el momento. Apenas necesitas juntar dos elementos que puedes adquirir fácilmente en el almacén o en el jardín para generar suficiente calor en tu dormitorio.

Eso sí, para que este método sea eficiente se recomienda encender con algo de anticipación para que el calor se expanda por toda la habitación. Ahora sí… ¡Manos a la obra!

 

Cómo crear mi propio radiador casero

Veamos algunos puntos técnicos que vale la pena mencionar. Lo primero que debes saber es que el calor que se desprende de la vela hace posible que se genere en el elemento primordial que hará más cálido el entorno.

La maceta, por su parte, cumple una función sencilla pero imprescindible: concentra el calor gracias a la cerámica.

 

¿Qué materiales necesito para crear mi radiador casero?

  • Tres maceteros de cerámica de distintos tamaños (uno más grande que otro)
  • Una base interna de acero para hacer el montaje
  • Tuercas para montar la base de acero
  • Una vela

[youtube width=»602″ height=»350″ video_id=»tgVZYNsL96U»]

 

Estos son los pasos para construir tu propio radiador casero:

Primer paso: la vela que vamos a usar tiene que estar rodeada por una base  interna de acero que al mismo tiempo debe rodear el módulo interior de la cerámica de la maceta.

¿Por qué es importante este paso? Porque los núcleos internos se calientan al encender la vela hasta irradiar el calor y llegar a las paredes de cerámica. Cuando se caliente comenzará a viajar a través de la cerámica hasta la superficie exterior, lo que permitirá calentar cualquier instancia.

Segundo paso: para el montaje de la base interna de acero solo tienes que colocar las macetas y las tuercas hasta formar un soporte donde puedas colocar la vela.

Tercer paso: Ahora tienes que colocar la vela y poner los tres maceteros invertidos para que concentren el calor que se desprende del fuego. La distancia debe ser de unos 50 centímetros más o menos.

¡Listo! Ya tenemos nuestro radiador casero para colocar en el dormitorio, en la biblioteca, en la sala, y en cualquier habitación cerrada. ¿Tienes idea de todo el dinero que podrás ahorrar?

Acerca de Juanjo Dioses 650 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*