5 consejos de oro para lidiar con un vecino ruidoso

Si por esas cosas de la vida te tocó compartir el mismo edificio con un vecino ruidoso, aquí te proponemos algunos consejos para aprender a lidiar con las malas costumbres de tu compañero de piso.

Sí, no hay nada más incómodo que vivir al costado de un vecino con malos hábitos, especialmente aquellos que tienen la costumbre de hacer ruido hasta altas horas de la noche, o peor aún, se ponen a hacer arreglos en casa sin respetar el sueño de los demás.

Tener un vecino ruidoso puede ser una experiencia muy estresante, sin embargo, antes de perder los estribos te recomendamos poner en práctica estos consejos para mejorar la convivencia y mantener una buena relación con tu vecino. ¡Y comenzamos!

5 consejos de oro para lidiar con un vecino ruidoso

 

Consejo 1: Mantente en constante comunicación

Tener una buena relación con tus vecinos es primordial para evitar situaciones incómodas. Si ellos están llegando a tu edificio siempre es bueno presentarse y ofrecer ayuda, ya que no sabes cuándo podrás necesitar la de ellos.

 

Consejo 2: No olvides sonreír

Si tu vecino está siendo demasiado ruidoso entonces acércate a ellos de una manera amistosa. Intenta no ser agresivo la primera vez, de lo contrario, siempre estarán a la defensiva. ¿La solución? Sonríeles siempre y sé amable, verás que cuando pidas favores ellos serán condescendientes.

Consejo 2: No olvides sonreír
Consejo 2: No olvides sonreír

 

Consejo 3: Crea lazos de confianza

Una buena estrategia para comunicarte mejor con tu vecino es creando lazos de confianza, así que averigua los intereses que tiene para socializar y evitar que una situación incómoda se convierta en un problema más grande. Esto hará que sea más fácil hablar con él o ella cuando tengas que pedirle que baje el volumen o haga menos ruido durante tus horas de descanso.

 

Consejo 4: Expresa lo que sientes de forma sutil

Si la mayoría de veces les mencionas a tus vecinos que su música la ponen demasiado fuerte o que hacen arreglos en la noche y no te dejan descansar de forma seguida, puede que tarde o temprano terminen por cansarse de ti. Para que esto no suceda, intenta expresar lo que sientes de manera casual y sin darle tanto énfasis para que no lo tomen a mal.

 

Consejo 5: Confróntalos como última medida

Si después de hablar con ellos de forma amable siguen haciendo mucho ruido sin importarle el bienestar de los demás, entonces confróntalos de una manera más directa. Al final, viven en un lugar común y hay ciertas reglas que se deben respetar.

Como ves, antes de entrar en conflicto es mejor hablar con tus vecinos para evitar cualquier situación delicada. Recuerda que la comunicación es la vía principal para entendernos y solucionar nuestros problemas. ¡Buena suerte!

Acerca de Juanjo Dioses 650 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*