Niños pequeños: trucos para proteger los muebles

Niños pequeños: trucos para proteger los muebles

Niños pequeños: trucos para proteger los muebles

Niños pequeños: trucos para proteger los muebles. Consejos prácticos.

 

A medida que los hijos crecen, comienzan a descubrir el mundo, y en la casa eso significa que nuestros muebles y objetos pueden padecer su “mano exploradora”. Con algunos sencillos trucos podemos proteger los muebles de los niños.

Lo más habitual es que la veta creativa de los pequeños se exprese en extensos dibujos que cubren las superficies de muebles y paredes, cuando no se deleitan de rayas alguna superficie de madera con algún objeto, como puede ser un juguete.

Lo primero es aprender a limpiar las manchas de bolígrafo que suelen ser las más habituales, para lo cual el alcohol común es muy bueno. Si se pasa un paño con alcohol no bien el niño mancha la superficie, es probable que el trazo de bolígrafo pueda retirarse.

Para superficies textiles, se puede intentar con productos específicos que contenga solvente en su fórmula y que remuevan en seco.

El vinagre es un producto completamente natural, sin ninguna contraindicación o riesgo, económico y muy eficiente para quitar manchas de las telas. Para un sofá “intervenido” por el artista más pequeño de la casa, se puede mezclar una cucharada de vinagre de alcohol, una cucharada de detergente y dos tazas de agua tibia.

No se debe jamás frotar la superficie con el  producto porque esto lo que haría es desparramar la mancha por la tela y se ampliaría la zona  manchada. En cambio, se recomienda dar pequeños toques con una esponja por unos minutos y mantenerla apoyada para que absorba.

Si limpiar la mancha no resulta y retapizar además de muy caro es infructuoso – pues podría volver a ocurrir lo mismo con el nuevo tapizado – una solución sencilla y económica es cubrir la parte del sofá afectada con una manta para esconder el defecto.

También se puede pensar en una funda para sillones que posibilita lavarla con asiduidad y así disfrutar de un living prolijo y siempre impecable. Los colores oscuros siempre funcionan mejor para disimular manchas y rayones. En tanto, los materiales sintéticos como el cuero ecológico consiguen repeler bastante las manchas, aunque en algunos casos como el bolígrafo, puede que igual cueste un poco la limpieza. También hay algunas telas especiales antimanchas que resultan ideales para casas donde hay niños.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*