Mitos y Verdades sobre la Resaca

Mitos y Verdades sobre la Resaca. Artículos sobre salud.

Muchas cosas escuchamos sobre el alcohol, su ingesta y los efectos que causa en el cuerpo. Pero hay algo que preocupa a muchos que desean beber unas copitas de más: la resaca. ¿Cómo curarla, qué sirve, existe algún truco? Son todas preguntan que nos hacemos y he aquí algunos de los mitos sobre la resaca y la realidad que esconden detrás.

Mito: Las resacas no son gran cosa

Realidad: Beber en exceso mece al sistema nervioso central. Estás jugueteando con sustancias químicas del cerebro, lo que conduce al dolor de cabeza, mareos y náuseas; y te envía corriendo al baño tan a menudo que te deshidratas. El precio de “el día después” puede incluir un dolor de cabeza palpitante, fatiga, boca “de algodón”, estómago revuelto (y un sistema inmune debilitado).

 

Mito: Las resacas son igual para todos

Realidad: No te vuelvas loco con bebidas en “el 2×1”. Si un hombre y una mujer beben la misma cantidad, la mujer tiene más probabilidad de sentir los efectos. Eso es porque los hombres tienen un mayor porcentaje de agua en el cuerpo, lo que ayuda a diluir el alcohol que beben. Cuando las mujeres beben la misma cantidad, más alcohol se acumula en el torrente sanguíneo.

 

Mito: El vino es el opción más apacible

Realidad: El vino tinto contiene taninos, compuestos que son conocidos por desencadenar dolores de cabeza en algunas personas. Las bebidas malteadas, como el whisky, también tienden a causar resacas más graves. Si estás preocupado acerca de cómo te sentirás en la mañana, las opciones más suaves son la cerveza y los licores claros, como el vodka y la ginebra.

 

Mito: Los cócteles “dietéticos” son una apuesta segura

Realidad: Las bebidas dietéticas pueden ayudar si estás contando calorías, pero no si estás tratando de evitar una resaca. Las investigaciones sugieren que las frutas, los jugos de frutas u otros líquidos que contienen azúcar pueden hacer que la resaca sea menos intensa.

 

Mito: El licor antes de la cerveza

Realidad: Es la cantidad de alcohol que consumes (no el orden de bebidas) lo que más importa. Las bebidas “estándar” (como un vaso de cerveza, una copa de vino, o “trago” de licor) tienen aproximadamente la misma cantidad de alcohol. No te dejes engañar por el tamaño de tu bebida o por cualquier dicho sobre el consumo de alcohol, especialmente si incluye la frase “no te preocupes”.

 

Mito: Comer pasta antes dormir

Realidad: esto es erróneo por dos razones. En primer lugar, comer antes de acostarse (después de que ya estás borracho) no es ninguna ayuda. La comida tiene que estar en el estómago antes de que bebas para tener algún impacto. En segundo lugar, a pesar de que cualquier alimento puede disminuir la rapidez con que el cuerpo absorbe el alcohol, la grasa lo hace mejor. Así que ir deberías comer carne o pizza antes de tu primer trago, y quizás será posible escapar de una resaca. Un consejo antes de acostarse que ayuda es beber agua para combatir la deshidratación.

 

Mito: Toamr analgésicos antes de dormir

Realidad: El exceso de analgésicos de venta libre tiene un pico cuando se acerca a las 4 horas, por lo que una dosis antes de acostarte no ayudará para cuando te despiertes. Un plan mejor sería tomar las píldoras ni bien te despiertas. No tomes acetaminofeno después de una noche de copas. La combinación podría hacerle daño a tu hígado. Recuerda consultar a tu médico de cabezera antes.

 

Mito: El alcohol ayuda a dormir bien

Realidad: Todo lo contrario. Mientras que beber antes de dormir puede ayudar a que duermas más rápido, demasiado socava la calidad de tu sueño. Es por que no gastas tanto tiempo en los ciclos REM, que son de suma importancia y por ello tienden a despertarse demasiado pronto. Si has estado bebiendo mucho, una resaca podría atacar en la última parte de la noche, dejándote demasiado incómodo para volver a dormir.

 

Mito: Continuar bebiendo

Realidad: Más de alcohol en la mañana no hace más que posponer una resaca. Los peores síntomas golpean cuando los niveles de alcohol en la sangre caen a cero. Si te tomas un destornillador con el desayuno, en ese momento acabas de llegar al final de tu día. Y si encuentras que no puedes seguir sin un cóctel, deberías hablar con tu médico de cabecera sobre cómo obtener ayuda para la adicción al alcohol.

 

Mito: El café es LA cura

Realidad: Una gran cantidad de café conduce a una mayor deshidratación y podría hacer que tu resaca empeore. Después de una noche de borrachera, lo mejor es tomar agua y bebidas “deportivas” para contrarrestar la deshidratación y reponer los electrolitos perdidos; especialmente si tuviste vómitos.

 

Mito: Los remedios herbarios pueden ayudar

Realidad: existen investigadores británicas que examinaron los estudios sobre “las píldoras que curan la resaca”, como la levadura y el extracto de alcachofa. No encontraron ninguna evidencia convincente de que funcionaban. Otro equipo británico encontró que un suplemento hecho de nopal puede reducir las náuseas y la sequedad en la boca a causa de la resaca, pero no el dolor de cabeza terrible. La única cura probada es el tiempo.

 

Intoxicación por alcohol

El envenenamiento por alcohol es una emergencia potencialmente mortal.

Los síntomas incluyen:

  • Confusión, estupor
  • Vómitos
  • Convulsiones
  • Respiración lenta e irregular
  • Temperatura corporal baja, piel azulada

Llegar a tener estos síntomas no es fácil, pero si ves a alguien vomitar varias veces o desmayarse después de beber en exceso, existe un riesgo de deshidratación severa o daño cerebral. Por lo que deberías contactarte con el número de emergencias médicas local.

Mitos y Verdades sobre la Resaca. Artículos sobre salud.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*