¿Debeía tomar una corta siesta?

Muchos de nosotros pasamos por alto los beneficios de una siesta por la tarde, pero los pilotos de aerolíneas se encuentran entre las personas que más saben cuán importante una corta siesta reparadora puede hacer por ellos.

 

¿Debeía tomar una corta siesta?

Si estás bostezando mientras estás leyendo esto, puede ser que estés cansado. Y si estás cansado, también es probable que te sientas frustrado, impulsivo y hasta quizás un poco miserable. La somnolencia también acompaña ciertos sentimientos y situaciones a los que nos son amenudo difíciles para recordar cosas, una incapacidad para concentrarse y una tendencia a tropezar con las cosas. Por suerte existe una “cura”, incluso en el más activo de los días. Es la siesta del mediodía.

Un pequeño estudio en la revista Personality and Individual Differences contó con 40 voluntarios de edades comprendidas entre 18 a 50 años en los que había en todos la misma cantidad de promedio de sueño. Ésta “encuesta” encontró que los que tenían una siesta de 1 hora pasaban más tiempo en una tarea imposible sin frustrarse que los que no dormían la siesta. Pero, ¿quién quiere mejorar en hacer frente a una tarea imposible? Lo que esto significa y que se traduce en la vida diaria es que la siesta no sólo reduce el cansancio, pero la toma de decisiones impulsivas y esas reacciones que va junto con élla disminuyen, abriendo paso a una mente más clara.

La siesta, sin dudas, está infrautilizado en la vida moderna, sobre todo entre la gente cansada, de mal humor. Entre las investigaciones anteriores se han encontrado que aumenta “emociones positivas”, “energía”, “motivación” y el nivel de “alegría”. Así que todo el mundo debería volver a ser un niño y tener una pequeña siestita después del almuerzo?

 

La solución

Las siestas habitualmente duran entre 30 y 90 minutos y se estima que las siestas regulares son tomadas por entre un tercio y dos tercios de las personas en todo el mundo. Los estudios demuestran que las siestas son más eficaces que la cafeína para aumentar el estado de alerta y la mejora de la memoria verbal.

Incluso una breve siesta de 7 a 10 minutos (cabeceando y casi sin llegar a dormirse por completo; lo que a veces llamamos “descansar los ojos”) puede tener beneficios inmediatos que duran hasta 3 horas. Sin embargo, las siestas más largas, de 2 horas pueden conducir a dormir y producir inercia junto con sentimientos de desorientación, especialmente si has tenido una gran sueño antes de que te quedaras dormido. Entre la brecha horaria comprendida entre las 13:00hs y las 16:00hs es el momento más propicio para dormir la siesta, según sugiera la investigación japonesa, que pone el mejor momento para hacer una siesta a las 2 pm, durante 20 minutos. Esto produce las mayores sensaciones de lucidez mental y bienestar cóm más largo alcance en el tiempo.

Una revisión de las siestas en pilotos (llamada “siesta estratégica”) encontró que aquellos que tomaran siestas (sí, a veces en la cabina del piloto, según la investigación) durante la fase del vuelo en crucero de larga distancia mejoran su estado de alerta y rendimiento. La fatiga en los pilotos puede manifestarse en los tiempos de reacción más pobres y la reducción de la conciencia de la visión periférica.

Un artículo de revisión en medicina del sueño encontró una relación entre las siestas durante el día y un mayor riesgo de morir por cualquier acontecimiento casual, pero los autores señalan que los enfermos son más propensos a tomar siestas durante el día de todos modos, así que no dejes que esto te desanime. Se trata más de una preocupación que ronques delante de tus colegas.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*