Actitudes que conducen al fracaso de la pareja



“La rutina”, “el hastío”, “desgaste”. La mayoría de las veces, lo que lleva a una pareja a su fin no son grandes problemas, sino la incapacidad de resolver pequeños obstáculos de la vida cotidiana, más concretamente, las parejas se terminan cuando se fracasa en mantener el entusiasmo.

En efecto, expertos en vínculos coinciden que una pareja puede sobrevivir a una catástrofe, pero no a una serie de pequeñas destrucciones diarias. Así, la relación de pareja se corroe, se desgasta como la piedra lo hace con el agua: gota a gota.

En concreto, con el rigor de cualquier investigación científica se analizaron y recopilaron datos de diversas relaciones de pareja, para conocer los factores que acumulados a través del tiempo, destruyen una pareja.

Estos datos aparecen en el libro de Jorge Daniel Moreno, doctor en medicina y médico psiquiatra especializado en terapia familiar y de pareja, y que aparecen en su libro “13 consejos para fracasar en pareja”.

En forma irónica, entonces, este doctor asegura que si se persevera en cada una de estas 13 tareas, el resultado será efectivo: la pareja se disolverá.

  1. Viole el contrato de relación (con las cláusulas dichas y las no dichas).
  2. Diga una cosa, haga otra. Diga una cosa y luego diga otra cosa. Haga y diga cualquier cosa.
  3. Reclame, reproche y recrimine.
  4. Idealice y desilusiónese. Después, denigre.
  5. Pase la factura.
  6. Sacrifíquese por su pareja.
  7. Invalide a su pareja.
  8. Haga desaparecer a su pareja, sea uno con ella.
  9. Juegue a las escondidas.
  10. Arruine su vida sexual.
  11. Estropee la comunicación.
  12. Entrometa a su familia.
  13. Abúrrase en pareja.

“El índice de eficacia de cada consejo es del 8%. La puesta en práctica de todos ellos, no necesariamente en el orden en que los presentamos, ha dado el 97,99% de éxito. (Como el lector podrá observar, se ha incluido rigurosamente un margen de error de más o menos 5%)”, señala Moreno en su libro.

Lo curioso es que las actitudes molestas aquí mencionadas, suelen ser muy frecuentes en la relación de pareja, y es precisamente la incapacidad de minimizarlas o eliminarlas lo que puede conducir al fin de la relación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*