¿A qué se llama “síndrome del edificio enfermo”?

¿A qué se llama “síndrome del edificio enfermo”?

Seguramente si viviéramos como hace un siglo atrás o estuviéramos en el medio del campo, no estaríamos hablando sobre esto. Pero los avances en todos los aspectos de la vida moderna traen aparejados nuevos malestares, síntomas y enfermedades.

Una de ellas, sin dudas, es el “Sindrome del Edificio Enfermo”. Según la OMS, la Organización Mundial de la Salud, se trata de un conjunto de  enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en espacios cerrados, como los edificios.

Se origina en la mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las partículas en suspensión, los gases y vapores de origen  químico y los bioaerosoles, entre otros agentes patógenos. Es el conjunto de enfermedades que sufren sus ocupantes y que están ocasionadas o estimuladas por estos agentes que habitan en los edificios cerrados.

 

Concretamente ¿Dónde suele suceder?

En edificios  con climatización automática, y ventanas que no se pueden abrir, paredes y suelo con alfombras o construidos con materiales de baja calidad. Para que se considere SEE, al menos el 20% de sus ocupantes deben estar afectados por algunas de las dolencias.

 

¿Cuáles son algunos de los síntomas?

  • Congestión nasal y de senos frontales
  • Afonía
  • Alteraciones del gusto y el olfato
  • Sequedad e irritación de las vías respiratorias
  • Cefaleas
  • Fatiga
  • Alergias o hipersensibilidad de origen poco conocido

Habitualmente estos síntomas suelen aparecer cuando la persona abandona el edificio ya sea inmediatamente o al cabo de unos días. Por supuesto  produce altos niveles de ausentismo y por lo tanto de productividad de los empleados, baja satisfacción y una alta rotación de los mismos.

Al mismo tiempo este síndrome puede potenciar algunas enfermedades comunes de los individuos como la sinusitis y algunos tipos de eczemas. Es difícil hacer un diagnóstico preciso sobre el SEE, ya que requiere una investigación minuciosa entre el personal afectado, teniendo en cuenta los síntomas descriptos.

Se considera, por otro lado, que los síntomas son más frecuentes por la tarde que por la mañana, el personal de oficina es  más propenso  que el directivo a sufrir las consecuencias. Además por estudios realizados, se comprobó que el sector público es más influenciado que el sector privado en este sentido, y las quejas aumentan cuanto menos control tiene la gente sobre su entorno.

 

¿Cuáles pueden ser las soluciones?

En primer lugar, la remoción de  aquellas fuentes contaminantes que se hayan detectado, reemplazo de cielorasos, paredes, alfombrados, dejar fuera toda fuente de emisiones contaminantes como  pinturas, adhesivos, solventes, pesticidas. Cambiar las posiciones de las fuentes de frío y calor, no colocarlos sobre las cabezas o cuerpos de las personas que conviven en el edificio.

Crear normas básicas para las condiciones de ambiente en cuanto a temperatura, humedad, renovación de aire, etc. La temperatura ideal debería oscilar entre los 22º y 24º con un índice de humedad bajo para que no se produzca una sensación de agobio.

Sería importante que estas cuestiones se evalúen al momento de construir los edificios como una manera de prevenir este síndrome, para ello quienes los diseñan deberían tener en cuenta sistemas de ventilación, calidad de mobiliarios y materiales, y el manejo se sustancias químicas contaminantes.

¿A qué se llama “síndrome del edificio enfermo”? Artículos sobre salud.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*